Abrir panel
Comisión de la Verdad

Para pacem

Escuchar tanto horror solo es superado por algo que el testigo tiene, la convicción y empeño en la lucha por la paz.

Octubre 17 de 2019

1988. La emoción por la candidatura de la Unión Patriótica (UP) ocupaba casi todo su corazón en ese tiempo de aires de cambio. Se estaba llevando a cabo un proceso de paz con las Farc en gobierno de Belisario Betancur. Había un delegado de la guerrilla para la región que un día amaneció despedazado: “Ahí me di cuenta de que era muy peligroso”.

 Eran los tiempos en que abrías el periódico y la página de sucesos parecía un obituario. ¿A quién mataron hoy? La violencia por todos lados no viene sola, trae la búsqueda de sentido abrumada ante el horror. En esas situaciones, la culpa ocupa el espacio del sinsentido: “Llego un momento en que yo mismo me consideraba sospechoso que no me mataran”.

Un alcalde y varios líderes que lo invitaron a hablar por la paz terminaron muertos. Su testimonio es una historia tras otra, tras otra, al lado de una más. Cada una de ellas es en sí misma terrible. Anudadas con ese paso del tiempo y de los nombres, la matazón le dolía y le rozaba cada vez más.  En esos tiempos el exilio estaba mal visto. Como si fuera una debilidad. Un día, llegando a la casa, de noche, un tipo leía el periódico resguardado en la pared porque llovía, mientras otro venía hacia él en moto. Así que echó a correr en esa gota que colmó el vaso.

Escuchar tanto horror solo es superado por algo que el testigo tiene, la convicción y empeño en la lucha por la paz. También tiene una enorme claridad sobre lo que está en juego. “De la gente que, en medio de esa tragedia, se pasó de la UP a las Farc, todos están vivos. De los que se quedaron a luchar por la paz porque no creían en las armas, están todos muertos o en el exilio”.

Cuando me hice objetor de conciencia, teníamos una máxima que cambiaba una palabra. Como en la historia de José Saramago sobre el Cerco de Lisboa, todo el conflicto empezaba por el cambio en un texto de un sí por un no. Del si vis pacem para bellum, o sea si quieres la paz prepara la guerra, inventamos si vis pacem para pacem. Si quieres la paz, prepara la paz.  No estamos en 1988, sino 30 años después. En otro proceso de paz con las Farc. Y para pacem es una exigencia que grita al cielo.

 

Sobre el blog...

Este blog recoge experiencias del exilio colombiano, y de todos sus nombres, refugio, asilo, víctimas en el exterior, desplazamiento transfronterizo. Todo ello habla del trabajo de la Comisión de la Verdad, en esa Colombia fuera de Colombia. Ese otro país, inexistente en este otro dentro de las fronteras.

Las víctimas que tuvieron que huir. Los defensores de derechos humanos perseguidos. Los secuestrados que se fueron después de ser liberados. Los militantes políticos que huyeron detrás de las balas. Las mujeres campesinas que salieron con sus familias. Los líderes cuya vida corría peligro.  Las amenazas para la vida que unen tantas diferencias de periodos históricos, responsables y afectados, incluyendo familias y comunidades.

De todas esas víctimas, sobrevivientes, historias y escuchas de las que somos testigos, habla este blog. Y ojalá dialogue con quienes lo lean.

Carlos Martín Beristain

Comentar:

Otros artículos de este autor

Mayo 02 de 2019

La experiencia del exilio colombiano y la Comisión de la Verdad.

Mayo 06 de 2019

Relatos de dolor, desistencia e insistencia.

Mayo 10 de 2019

Relatos del encuentro con algunas de las víctimas colombianas en el exilio.

Mayo 13 de 2019

Con las palabras que surgen también sale la culpa por haberse ido. La que te echan encima o la que cargas tú.

Mayo 15 de 2019

Las consecuencias del exilio en las nuevas generaciones.

Mayo 17 de 2019

Nueva entrega del Blog 'Una maleta colombiana' del comisionado Carlos Martín Beristain.

Mayo 20 de 2019

Un relato sobre los tiempos intermedios como el que está viviendo Colombia en la actualidad.

Mayo 23 de 2019

Exilio y territorio en la violencia sexual.

Mayo 27 de 2019

“Carlos ya estuvo asilado tres veces y regresó. Y esta vez no se va”.

Mayo 29 de 2019

“En este exilio, cuando sales fuera del país, es cuando tú dices: esta vaina que a mí me pasó no es nada normal”.

Mayo 31 de 2019

“El refugio es una mitad de camino hacia ninguna parte, un país del que no puedes volver y otro del que no terminas de ser”.

Junio 04 de 2019

Esas cosas que pasan antes de que sucedan, las que recordamos, son claves para entender los procesos de paz y esta lucha por la verdad.

Junio 06 de 2019

“La lucha por la verdad necesita de dos cosas: del miedo y del valor”.

Junio 10 de 2019

“Un ideal como la paz trae el futuro al presente”.

Junio 14 de 2019

“¿A qué huele tu pueblo? No lo sabes hasta que lo echas en falta”.

Junio 17 de 2019

“A veces no te quedan bien, son pequeños, grandes o no son los que te gustan, pero desde allí puedes ver otra realidad y sentirla, en parte, como tuya”.

Junio 19 de 2019

Bocanadas, cigarros, inviernos.

Junio 20 de 2019

El exiliado, según Foucault, no tenía parresia. La parresia es la libertad de la palabra.

Junio 25 de 2019

“Juana había sufrido violación sexual y por eso salió de Colombia”.

Junio 26 de 2019

Hay muchas. Como todo lo desconocido, como todas las identidades que no son de aquí ni son de allá, son ellas mismas sin tener que mirarse en un espejo que las deforme.

Julio 02 de 2019

“La valentía de los cobardes y la cobardía de los valientes”.

Julio 03 de 2019

“La fórmula de amar el presente, esa vida que palpita, tiene su miga”.

Julio 05 de 2019

“Los refugiados no son perseguidos por delinquir, sino por otras cosas”.

Julio 08 de 2019

“El exilio indígena o afrodescendiente tiene siempre ese énfasis en la naturaleza de la que somos parte”.

Julio 11 de 2019

“El único territorio en el que no aparece esa calificación, es el exilio”.

Julio 15 de 2019

“A veces, varias guerras se juntan en cada centro de acogida”.

Julio 17 de 2019

Como en esas minas en las que hay que escarbar primero un círculo y luego una espiral, aparecen otras cosas debajo del primer relato. Paras, guerrilla, responsabilidad del Estado. Pero también esperanza.

Julio 19 de 2019

“Aquí no se trata de quien tiene razón, sino de conocer la verdad”.

Julio 23 de 2019

“En la penumbra algo se adivina, pero nada se sabe. No hay forma de orientarte ni de entender”.

Julio 25 de 2019

“Las rondas del exilio, te llevan a otros paisajes de los que aprender”.

Julio 29 de 2019

Todo esto se basa en una energía que cuanto más se ejercita, más se produce: la confianza.

Julio 31 de 2019

 “Las nuevas complejidades hacen que muchos refugiados sigan encontrando el teléfono de quienes tienen que responder a sus llamadas de asilo, ocupado”.

Agosto 02 de 2019

“La vergüenza es un sentimiento a recuperar para la reconstrucción del tejido social. Para eso se necesita repudiar lo injusto o rechazable de lo sucedido”.

Agosto 09 de 2019

Las cifras oficiales dicen que hay medio millón de personas sordos y sordas en Colombia. Tantos como exiliados. Tal vez la sordera es un tipo de exilio.

Agosto 12 de 2019

“Las ideas sobre la sanación rondan el trabajo de la verdad. Hablar de lo escondido ayuda, aunque tiene que tener sentido para la persona”.

Agosto 20 de 2019

“Eduardo Galeano decía que hay otro tipo de hambre muy extendida, el hambre de abrazos”.

Agosto 26 de 2019

“Por la ley de la gravedad, sí. Pero por la ley de la impunidad, no. La ley de la impunidad va en sentido contrario a la ley de la gravedad”.

Agosto 29 de 2019

Cuando no hay cumplimiento, la única alternativa es seguir insistiendo, hasta quebrar al horror y sus secuaces.

Septiembre 04 de 2019

“Pueblo Bello en Urabá. Ese lugar de nombre hermoso e historia terrible”.

Septiembre 06 de 2019

Su ausencia es lo que nos habla de su existencia. Y su presencia y recuperación, es parte de esta verdad en la que nos faltan.

Septiembre 13 de 2019

 “El problema de estas representaciones es que cada vez son más asimétricas y menos compartidas”.

Septiembre 19 de 2019

 “A veces no hay palabras sino un relato latente”.

Septiembre 26 de 2019

El solo hecho de darle nombre a lo intolerable constituye en sí mismo una esperanza.

Septiembre 30 de 2019

Las formas de afrontar el dolor como una comunidad única, son un tipo de esperanza.

Octubre 02 de 2019

Desde el exilio, donde habitan tantas historias de Colombia, encendimos esta noche una vela en su memoria, tal vez escribir sea una forma de acompañar también, hoy y aquí, la luz de ellos.

Octubre 07 de 2019

“Lo duro del exilio es la incertidumbre, porque se sabe cómo empieza, pero no cuando se acaba”.

Octubre 10 de 2019

“Una Casa de la Verdad es tal vez un tipo de temazcal, donde se puede decir lo que duele y reconstruir lo que nos sana”.

Octubre 23 de 2019

“Él no solo da su testimonio, también es un testigo de que no, por gente como él, no sé jodió Colombia”.

Octubre 28 de 2019

Mientras avanzamos con nuestras historias en este trabajo del exilio, aquí también se cuentan las del país al que llegamos.

Octubre 30 de 2019

“El proceso del exilio y el refugio es a veces un enorme laberinto, donde la persona se va chocando con espejos donde la comunicación, en lugar de abrir un camino, bloquea”.

Noviembre 01 de 2019

“Como en las esculturas de Jorge de Oteiza, la presencia a veces no tiene masa, tiene un boquete. Tu no eras escultor sino escritor. Y has buscado siempre taladrar esas verdades que parecían opacas a todo”.

Noviembre 05 de 2019

“El tiempo de los indígenas nos enseña para lo que trabajamos, para las próximas siete”.

Noviembre 12 de 2019

La historia del refugio está habitada de desplazamientos internos anteriores.

Artículos destacados

© 2019 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro