Abrir panel
Comisión de la Verdad

A un año del Encuentro por la Verdad ‘Mi cuerpo dice la verdad’, las víctimas hacen una reflexión

La Comisión de la Verdad realizó, el 26 de junio de 2019, su primer Encuentro por la Verdad denominado ‘Mi cuerpo dice la verdad’, un encuentro para dignificar a las víctimas de violencias sexuales en el marco del conflicto armado.

ANIVERSARIO | Julio 16 de 2020

A un año del Encuentro por la Verdad ‘Mi cuerpo dice la verdad’, las víctimas hacen una reflexión

En este espacio, que se realizó en la ciudad de Cartagena, las víctimas contaron los hechos de los que fueron víctimas y sus impactos psicosociales, que fueron producto de esta grave violación a sus derechos humanos, y las formas como han afrontado estas dolorosas realidades.

Como dice la comisionada Marta Ruiz: “Las violencias sexuales han sido uno de los crímenes más negados por todos los actores. La importancia que tiene que la Comisión de la Verdad haya hecho su primer reconocimiento a la dignidad de las víctimas sobre violencias sexuales en mujeres y en lesbianas, gais, bisexuales y personas transgénero, LGTBI, es muy importante porque está poniendo sobre la mesa un tema negado, oscuro, tabú, que casi nadie ha puesto en su lugar y en la dimensión que tiene. En este año y medio que lleva la comisión recogiendo testimonios y haciendo su tarea de esclarecimiento, las violencias sexuales han cogido una dimensión enorme”.

 

Vea aquí el minisitio del Encuentro #MiCuerpoDiceLaVerdad ►

 

Un año después de este Encuentro por la Verdad, la Comisión convocó a un nuevo espacio a las personas que participaron de este primer reconocimiento. En él, las víctimas expresaron que ha habido un antes y un después del encuentro porque han podido poner en lo público una vivencia que generalmente está planteada para ser vivida y sufrida en lo privado, lo que por lo general termina generando una culpabilidad sobre la víctima.

La comisionada Alejandra Miller resaltó la importancia de que la Comisión haga seguimiento a sus procesos de reconocimiento a la dignidad de las víctimas para saber cómo se han sentido en este año, si efectivamente haber entregado a la Comisión de la Verdad su testimonio significó de alguna manera una reparación para ellas. “Sabemos que buena parte del dolor que tienen las víctimas de violencias sexuales radica fundamentalmente en el profundo negacionismo que hay alrededor de este crimen y victimización de la violencia sexual”, relató la comisionada.

Durante el encuentro, las mujeres y las personas LBGTI que participaron del reconocimiento, pudieron hacer un análisis sobre el proceso que han llevado con la Comisión de la Verdad y reflexionar sobre lo ocurrido.

 

 

Durante el encuentro, las personas participantes insistieron en su necesidad de que los responsables reconozcan de manera auténtica y sincera su responsabilidad sobre estos hechos, que expliquen por qué y para qué hicieron lo que hicieron; llamado que la Comisión de la Verdad recoge y espera poder acompañar.

“Les agradecemos inmensamente lo que ustedes son. Quisiéramos decirles que las acompañamos, que estamos con ustedes, que su camino es nuestro camino, que su dolor es nuestro dolor, que su esperanza es nuestra esperanza”, expresó en respuesta Francisco de Roux.

Un año después de este encuentro, la Comisión de la Verdad también encuentra necesario alertar y levantar la voz sobre la continuidad y la repetición del conflicto armado en muchas regiones, lo que hace que las amenazas, la victimización y las violencias sexuales sigan siendo sufridas por muchas personas de distintos territorios del país, y sobre las estigmatización y la agresión que siguen viviendo las víctimas de violencias sexuales. A esta nueva situación crítica del conflicto armado se suma la situación de la pandemia, lo que pone en mayor evidencia las condiciones de precariedad en la que han vivido las víctimas del país.

La Comisión insta de manera respetuosa, pero decidida, a las instituciones encargadas de atender la reparación integral a las víctimas de violencias sexuales para que cumplan con su misión, para que esas personas puedan efectivamente ser reparadas y que puedan avanzar en la construcción y reconstrucción del tejido social que este país merece, para poder construir la paz.

“Las violencias sexuales no son hechos aislados en el marco del conflicto armado. Las violencias sexuales en esta guerra han sido sistemáticas y por eso necesitamos avanzar en recomendaciones serias que nos permitan decirle a las mujeres y las personas LGBT que no queremos una guerra que nos mate y una paz que nos oprima”, enfatiza Alejandra Miller.

Por último, la Comisión agradece el trabajo y el apoyo de las organizaciones acompañantes de víctimas de violencias sexuales. Su trabajo ha sido fundamental para romper el silencio. Creerles a las víctimas y acompañarlas en todo el proceso de recuperación de su dignidad, ha sido un paso necesario para desnaturalizar un delito que ha sido altamente legitimado por la sociedad.

Comentar:

Artículos destacados

© 2020 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro