Abrir panel
Comisión de la Verdad

“Alguien tenía que tomar las banderas”

15 personas que hacían parte de organizaciones estudiantiles y profesorales en la Universidad de Antioquia fueron asesinadas en 1987. Sus roles políticos al interior de la universidad les costaron la vida. Estos casos siguen impunes.

TERRITORIOS | Agosto 24 de 2021

“Alguien tenía que tomar las banderas”

 

15 integrantes de la Universidad de Antioquia fueron asesinados en el segundo semestre de 1987. Eran estudiantes, profesores o empleados que hacían parte de organizaciones estudiantiles y profesorales, de movimientos por la defensa de los derechos humanos o de partidos políticos considerados de izquierda.

Este caso es representativo de las violencias contra los universitarios porque es un periodo en el que se agudizó la guerra sucia en el marco de procesos de modernización y apertura democrática. Sus diversas militancias, así como sus roles políticos al interior de la universidad, les costaron la vida. Estos casos siguen impunes.

Como parte del proceso del Encuentro por la Verdad en el que la Comisión de la Verdad reconocerá los impactos del conflicto armado en las universidades, hablamos con María Eugenia Vélez, quien recuerda 1987 como un año trágico para la Universidad de Antioquia y para Medellín, y se pregunta por qué no había un clamor de la sociedad y de la Universidad. Ella es hermana de Luis Fernando Vélez Vélez, profesor de esta universidad asesinado el 17 de diciembre de ese año.

Luis Fernando Vélez asumió la presidencia del Comité Permanente de Derechos Humanos de Medellín, después del asesinato de Héctor Abad Gómez y Leonardo Betancur. Con él se cerró una racha tormentosa para los universitarios durante la década de 1980. “Alguien tenía que tomar las banderas”, dijo Luis Fernando cuando le advirtieron del peligro de su liderazgo.

Comentar:

Artículos destacados

© 2021 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro