Abrir panel
Comisión de la Verdad

Avances de 2020 y retos para 2021 frente a la participación y el esclarecimiento con víctimas LGBTI

Durante el 2020, la Comisión de la Verdad dio un salto importante frente a los avances en esclarecimiento, escucha y participación de las personas con orientaciones sexuales, identidades y expresiones de género diversas.

GÉNERO | Diciembre 30 de 2020

Avances de 2020 y retos para 2021 frente a la participación y el esclarecimiento con víctimas LGBTI

Para la Comisión de la Verdad fueron de gran importancia los logros alcanzados durante el 2020 en relación con la participación de lesbianas, gais, bisexuales y personas trans para esclarecer los hechos de los que han sido víctimas en el marco del conflicto armado, en razón de sus orientaciones sexuales, identidades y expresiones de género diversas. Durante 2019, la Comisión tuvo un acercamiento importante a través de la Mesa de Asistencia Técnica a los colectivos y las personas que trabajan en la defensa de los derechos LGBTI y de la firma de unos acuerdos de entendimiento con Caribe Afirmativo, Colombia Diversa y la Plataforma Nacional LGBTI por la Paz, en alianza con la red Somos. Esto se hizo para apoyar el cumplimiento del mandato del enfoque de género en la labor del esclarecimiento, el reconocimiento, la convivencia y la no repetición de las violencias basadas en género, las violencias sexuales y las violencias por prejuicio.

Gracias a los planes de acción de estos acuerdos de entendimiento, la Comisión pudo avanzar en tres grandes apuestas en 2020. La primera de ellas fue aportar en la tarea de esclarecimiento a la verdad, principalmente en lo que se estaba avanzando con la recolección de entrevistas y la entrega de informes. Un resultado muy positivo fue la entrega de cuatro informes, uno de Colombia Diversa y tres más de Caribe Afirmativo. Con Caribe Afirmativo, a través del apoyo financiero de Abogados Sin Fronteras Canadá, se garantizará la toma de entrevistas a víctimas lesbianas, gais, bisexuales y trans en todo el territorio de Antioquia, incluyendo Urabá Antioqueño.

La segunda gran apuesta fue la realización de dos Espacios de Escucha, el primero público y el segundo privado, con el objetivo de conocer de primera mano cuáles fueron aquellos impactos, afrontamientos y resistencias de personas del sector LGBTI en el conflicto armado en Colombia. Estos espacios contaron con la participación de las comisionadas Alejandra Miller y Lucía González, al igual que con los equipos de los enfoques psicosocial y de género, y la estrategia de arte y cultura de la Comisión de la Verdad. Estos se realizaron con tres objetivos: i) dar a conocer que efectivamente en Colombia ocurrieron hechos en el marco del conflicto armado que afectaron de manera significativa a lesbianas, gais, bisexuales y trans, y evidenciar también el contínuum de violencias que han sufrido a nivel histórico; ii) enfatizar en los impactos diferenciados que tuvieron las personas con orientaciones sexuales, identidades y expresiones de género diversas en el marco del conflicto armado, y iii) visibilizar las resistencias y los afrontamientos que estas personas tuvieron y que siguen forjando para tejer procesos de paz y de convivencia a nivel territorial.

Finalmente, la tercera apuesta en 2020 fue avanzar con el proceso de pedagogía y de información para llegar a más víctimas del sector LGBTI a nivel territorial y que permitiera sumar más voces al Informe Final de la Comisión. “Uno de los principales retos que tenemos como Comisión de la Verdad es establecer confianza con estos colectivos, en el sentido que se tiene muchísima desconfianza con el Estado, dadas las situaciones históricas que han vivido y también porque no se había hecho un énfasis a nivel nacional o a profundidad que permitiera garantizar la participación efectiva de personas con orientaciones sexuales e identidades de género diversas”, explicó Clara Inés Valdés, integrante del Grupo de Trabajo de Género de la Comisión.

Para avanzar en ello, a lo largo de 2020, la Comisión de la Verdad, en coordinación con la Plataforma LGTBI por la Paz, adelantó un proceso de pedagogía con personas lesbianas, gais, bisexuales y trans a nivel nacional, durante el cual se realizaron un total de 11 encuentros en los que participaron un total de 140 personas de diferentes partes del país. Estos encuentros se realizaron en coordinación entre el Grupo de Trabajo de Género y los equipos de las macroterritoriales de la Comisión de Bogotá-Soacha-Sumapaz, Centroandina, Surandina, Antioquia y Eje Cafetero, y Orinoquía. También, se hicieron dos encuentros especiales, uno con la comunidad afro, negra, raizal y palenquera, y el otro con una comunidad indígena de la Orinoquía.

Durante los encuentros se dio a conocer el mandato de la Comisión de la Verdad y las acciones realizadas por el Grupo de Trabajo de Género y las distintas territoriales para la garantía de la participación efectiva de personas LGTBI y la transversalización del enfoque de género con el énfasis particular en lo ocurrido a personas con orientaciones sexuales e identidades de género diversas en el marco del conflicto armado.

Este proceso es una acción afirmativa en el sentido que, aportar al objetivo de esclarecimiento en la consolidación de entrevistas de orden individual y colectiva de personas lesbianas, gais, bisexuales y transgénero, potencia el trabajo a nivel territorial en cuanto se generan alianzas con sectores LGTBI en cada región y se garantiza la participación efectiva, plural y diversa en los procesos de diálogo social de estas nuevas personas y colectivos identificados a nivel nacional.

Dentro de las recomendaciones recogidas de estos espacios tomó gran fuerza realizar acciones afirmativas al interior de la Comisión de la Verdad, lo que no solo garantizará la visibilidad de estas violencias en el informe, sino que lo hará la vinculación de personas expertas del sector LGBTI pertenecientes a procesos organizativos o independientes que tuvieran la experticia para aportar en la transversalización del enfoque de género y disminuir brechas de género en el ámbito laboral, como formas de no repetición de las violencias de género a las que se ven sometidas lesbianas, gais, bisexuales y personas trans en su vida cotidiana. Por lo que se recibieron un buen número de hojas de vida que se pasaron a las diferentes áreas de la Comisión para la selección de dos personas que acompañen los procesos de diálogo social y de esclarecimiento a través del Grupo de Trabajo de Género de la Comisión. La Comisión termina el año con la contratación de un hombre y una mujer transgéneros como una acción afirmativa que reafirma los grandes avances que ha tenido la Comisión durante 2020 frente a la participación y el esclarecimiento de lo ocurrido en el conflicto armado a personas del sector LGBTI; además, se compromete a seguir mejorando su participación en los equipos de la Comisión en 2021.

Para 2021, “Quedan grandes retos a nivel territorial, ya pactamos algunos encuentros con grupos y organizaciones que están dispuestos a realizar entrevistas de orden colectivo, individual, historias de vida, a compartir e identificar donde se encuentran víctimas LGBTI en cada territorio. También, nos queda un gran reto frente a la no repetición y el compromiso de generar un gran encuentro de orden nacional donde personas del sector LGBTI ya identificadas puedan hacer una apuesta frente a la no repetición”, puntualizó Salomé Gómez Corrales, coordinadora del Grupo de Trabajo de Género de la Comisión.

Comentar:

Artículos destacados

© 2020 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro