Abrir panel
Comisión de la Verdad

Barrancabermeja: 21 años de camino por la dignificación de las víctimas

Con un conversatorio que profundizó en la pregunta ¿por qué pasó lo que pasó en la masacre del 16 de mayo de 1998? Se trazó un relato de dignidad y resistencia.

ENCUENTRO | Mayo 21 de 2019

Barrancabermeja: 21 años de camino por la dignificación de las víctimas

El conversatorio realizado en el auditorio del SENA, el 16 de mayo, fue convocado por las víctimas en conmemoración de su día en Barrancabermeja. Este espacio de profunda reflexión, contó con la participación de más de 200 estudiantes, representantes de instituciones y organizaciones.

Unido al corazón de los habitantes del Magdalena Medio, el padre Francisco De Roux, presidente de la Comisión de la Verdad, manifiesto que “estamos convencidos que esta fuerza de Barrancabermeja, esta decisión de mantener viva la memoria de lo que aquí pasó nos va a ayudar a todos a vivir con coraje, a que gracias a la verdad podamos llegar a la justicia, y a la reconciliación”.

 

de roux 16 de mayo

 

Una vez se presentó el contexto de lo que pasaba entre 1998 y el 2001, en el evento quedó claro que el Magdalena Medio “es una región de resistencia, de vida que sigue construyendo la paz, que narra la verdad y que está disponible para la vida y disponible para la paz”, así lo afirmó Águeda Plata, coordinadora de la región para la Comisión de la Verdad.

Han pasado 21 años desde ese sábado de 1998, víspera del día de la madre, 21 años que han sido de resistencia y dignidad contra el olvido, en palabras de Jaime Peña del colectivo 16 de mayo.

 

 

16 mayo jovenes constructores

 

El Servicio Jesuita de Refugiados con el grupo de Jóvenes Constructores de Paz generó empatía con los participantes del conversatorio, a través de una simbólica interpelación cultural de lo ocurrido con las víctimas, que trajo la memoria de las víctimas con una narrativa que transforma el lenguaje trágico y transita por lo épico desde lo que consideran son las herencias que constituyen un mejor futuro.

 

 

Los invitados al conversatorio con la “Flor no me olvides” en mano, que habían dispuesto los jóvenes en cada silla, se comenzó a cultivar colectivamente un jardín para dejar atrás el relato que apela de manera reiterada a un enfrentamiento cruel entre vencedores y vencidos, pues “no es esa la historia que queremos contar, no es esa la historia que queremos heredar”, afirma Verónica Rueda, joven integrante del grupo Jóvenes Constructores de Paz.

 

 

El relato teatral insistió que “si se encuentra el responsable no podemos retroceder al rencor, nuestro elemento en rechazo es la reconciliación, no es olvidar, es aclarar la mente ante el rencor”. En consecuencia, para la convivencia y la no repetición es necesario volver al pasado, pero en perspectiva de futuro, porque hacerlo nos proyecta como sociedad libre y consciente de la capacidad de resistencia heredada entre las generaciones.

Para ver la transmisión completa del conversatorio puede ir a este enlace

Comentar:

Artículos destacados

© 2019 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro