Abrir panel
Comisión de la Verdad

“Sus testimonios son un antídoto frente a este veneno de la negación”

Palabras del comisionado Carlos Martín Beristain en el Encuentro por la Verdad: reconocimiento a las víctimas de ejecuciones extrajudiciales en Colombia.

ENCUENTRO | Octubre 05 de 2021

“Sus testimonios son un antídoto frente a este veneno de la negación”

Ustedes nos han dado las gracias por abrir un espacio para las víctimas de estos crímenes de Estado y bueno es, en realidad, la Comisión la que les tiene que dar las gracias por ustedes haber tenido: primero, la confianza de venir y de compartir sus testimonios y también de resistir al olvido. En realidad, esto no hubiera pasado si ustedes no se hubieran negado al olvido de los hechos, al mandato de olvido de los hechos que siempre viene con las violaciones de derechos humanos. Eso nos ha traído hasta aquí a este acto de reconocimiento y la Comisión les da las gracias por ello.

Hemos escuchado una multiplicidad de casos y el eco de esos casos. Aquí hay 120 personas, más o menos, que han compartido algunas de ellas sus testimonios, hay otras que no están siquiera en esas cifras. Hay un eco de las voces de lo que estamos escuchando y de estos testimonios. Para la Comisión este es el punto central, no es teoría, no es un papel, es la centralidad de las víctimas. Yo les aseguro que la historia que hemos escuchado aquí, hoy, es central para reconstruir está verdad. No tendríamos esta verdad sin las madres de Soacha, sin el Movice, sin las organizaciones o las víctimas no organizadas que han resistido digamos a ese terror.

Alguno de ustedes decía “el mayor enemigo de esto es el miedo” y hemos escuchado también en estos casos en los que el perpetrador es de alto estatutos, es de alto nivel, no es un grupo más. Es quien tendría que proteger la vida de la gente, quien está comprometido en la violencia contra la gente y esto hace que el miedo sea mayor, que la vulnerabilidad sea mayor, que las condiciones para la denuncia sean muchos peores y que las condiciones para que se oculten muchos de estos casos sean mayores. Hemos escuchado testimonios que son desgarradores, que duele escuchar. Hemos visto rostros envejecidos por el dolor, por el sufrimiento, por las consecuencias en la salud y aun así la persistencia de ustedes con esa voz firme de la escucha. Eso es muy importante, eso es parte del testimonio, no solamente lo que ustedes cuentan, sino también la experiencia que tienen ustedes como tal.

En estos casos de estas ejecuciones extrajudiciales, llamadas “falsos positivos”, no solamente estamos hablando de los crímenes que son atroces en sí mismos, sino estamos hablando de una generalidad de esos crímenes en todas las regiones del país y estamos hablando de una práctica en la que intervino mucha gente, porque el que lleva la gasolina, el que traslada en un carro, el que lleva al otro lugar, el que da la orden, el que hace la legalización, como se llama en ese argot, la legalización de los muertos todo esos conlleva una cadena de responsabilidades que la Comisión analizará.

Cómo saben la Comisión no puede determinar responsabilidades individuales, pero sí responsabilidades colectivas, si responsabilidades institucionales y en eso la Comisión hará énfasis.

Estamos ante un crimen, lo que hemos escuchado, en los cuales la negación ha sido parte del modus operandi y esa negación ha tenido varios efectos. Un efecto de la negación es que permite que los crímenes se sigan cometiendo. Me asombra, personalmente, escucharlos como la demanda más importante a veces, no es siquiera la justicia, es la no repetición. Que eso no le pase a ninguna madre más, eso me parece que es cosa clave, porque la negación ha sido un factor que ha perpetuado los crímenes. No aceptar que esto está pasando condujo a qué esos crímenes se siguieran produciendo. La negación, también, ha llevado a mayor dolor para ustedes, que después de haber sufrido un hecho atroz, también han visto cómo su historia ha sido negada muchas veces oficialmente y la negación también es un veneno para la sociedad porque hace que la sociedad se contamine de esa negación y termine siendo insensible frente al dolor de las víctimas.

Recogiendo las palabras del hermano kankuamo, uno de los ancianos que estaban hablando sobre lo que significaba, qué es lo que habría que hacer, él decía: “Lo que tenemos que pedir a los responsables es que se espanten. Lo que pedimos a la sociedad es que se espanten, porque esto es la contribución de la Comisión a la verdad”. Sus testimonios son un antídoto frente a este veneno de la negación. Sus testimonios son un antídoto frente a esta realidad abrumadora y también son parte de una conciencia colectiva. El ejemplo de hoy, la transmisión de hoy, las reflexiones que tiene la Comisión para presentarles a partir de esta escucha son parte de esta conciencia colectiva y desde luego serán tenidas en cuenta en nuestro informe de la Comisión de la Verdad.

 

Lea también ► “Esperamos que la Comisión y las víctimas le hagamos sentir a Colombia la gravedad de este crimen”

 

Vea aquí el evento en su totalidad ↓↓

  • Temas Relacionados:

Comentar:

Artículos destacados

© 2021 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro