Abrir panel
Comisión de la Verdad

La Comisión de la Verdad escuchó al empresariado de la Orinoquía

Empresarios de diversos gremios contaron sus afectaciones, aceptaron sus errores y coincidieron en la necesidad de avanzar hacia el desarrollo sostenible, la reconciliación y la no repetición, no solo en esta región sino en todo el país.

TERRITORIOS | Marzo 25 de 2021

La Comisión de la Verdad escuchó al empresariado de la Orinoquía

 

Desde su nacimiento, la Comisión de la Verdad definió a la Orinoquía como una de sus macroterritoriales de trabajo, compuesta por los departamentos de Meta, Caquetá, Vichada, Guaviare y una parte de Casanare. Una zona de una riqueza natural impresionante y que cuenta con el 34% de la frontera agrícola nacional.

Además de esto, es la región con mayor producción de hidrocarburos, a lo que se suma ser una de las primeras en producción de ganado bovino, palma de aceite y arroz. Aunque también cuenta con las mayores extensiones de siembra de hoja de coca.

Estas características naturales y sociales hicieron que en esta macrorregión se vivieran todas las manifestaciones del conflicto: presencia de grupos armados, narcotráfico, secuestro, asesinatos, extorsión y desapariciones forzadas.

En la apertura del Espacio de Escucha ‘Afectaciones del conflicto armado en la Orinoquía: la mirada del empresariado’, Ricardo Villamarín, coordinador en Orinoquía de la Comisión, explicó el valor de este diálogo: “Siempre hemos promovido la escucha amplia y plural con todos los sectores de la sociedad. Aquí tenemos un número muy alto de víctimas y de hechos victimizantes y por eso dignificamos mucho al campesino, al colono, al empresario que a pesar de las dificultades encontraron en esta región la forma de trabajar y de crear empresa. Por eso queremos escuchar al empresariado, para conocer sus afectaciones y recoger sus propuestas para que esto no se repita y podamos construir una región y un país en paz”

 

villamarin ricardo

 

Por su parte, Sandra Gutiérrez, empresaria del sector de la construcción en Meta, fue más allá de explicar las afectaciones, y aceptó sus culpas en algunas acciones que contribuyeron al conflicto armado, al tiempo que pidió perdón por haber aceptado las dinámicas que el conflicto instauró en la región.

“Aquí tocaba pagarles a los actores para poder ejecutar los contratos. Yo pagué y con ese dinero se dañó a la población. Pido perdón, reconozco mi grave error. Pero también se debe mencionar la ausencia del Estado que no nos dio las garantías para ejercer nuestra labor. Yo no me justifico, pero también hubo muchos elementos de peso que me llevaron a tomar las decisiones que tomé. Esto no es para juzgarnos. Esto lo hacemos para entrar en una etapa de catarsis, de perdón y de reconciliación. No podemos seguir legitimando la violencia”, aseguró.

Posteriormente, Juan Bernardo Serrano, empresario del sector arrocero en Casanare, explicó las dificultades que se vivieron al ser atacados tanto por la guerrilla como por los paramilitares, al tiempo que destacó el valor del acuerdo de paz para llevar desarrollo a la región. “Esta Comisión de la Verdad es muy valiosa, es necesario que se conozca lo que pasó en el conflicto y avanzar hacia una paz territorial con inversión del Estado para que la gente viva dignamente en el campo. Si continuamos construyendo la paz entre todos, esta zona será un remanso para que muchos colombianos vengan a invertir y a construir un país diferente”.

 

bernardo serrano

 

Clara Serrano, empresaria de la altillanura, centró su intervención en el papel que pueden jugar los empresarios en la coyuntura que vive la región y el país a raíz de la firma del Acuerdo de Paz: “La labor de los empresarios es muy importante en la construcción de paz porque generando empleo estable y legal se contribuye a la construcción de una sociedad más justa. Necesitamos desarrollo en esta región, aprovechar la cultura, el turismo. Hoy puedo decir que admiro a los excombatientes que están comprometidos con la paz y debemos apoyarlos y garantizarles la vida”.

 

clara serrano

 

Al cierre, los participantes coincidieron en la necesidad de fortalecer la presencia estatal en la región para lograr el desarrollo que eleve la productividad de la agroindustria. También se hizo énfasis en la urgencia que hay de frenar la violencia y avanzar en la implementación de los acuerdos de paz para llegar a la reconciliación y la no repetición que permita vivir en paz y aprovechar la oferta turística y cultural que ofrece la región.

Comentar:

Artículos destacados

© 2021 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro