Abrir panel
Comisión de la Verdad

“Con todo esto que he vivido, estoy aquí, en la lucha de la búsqueda de mi hijo”

Milena Nazarith Valencia, su hijo desapareció cuando tenía 14 años.

CARTA BUSCADORAS | Agosto 16 de 2019

“Con todo esto que he vivido, estoy aquí, en la lucha de la búsqueda de mi hijo”

Santiago de Cali, agosto 2 de 2019  

Quiero saludar cordialmente a todas las personas independiente del cargo o a lo que se dediquen, aquí en Colombia o en cualquier país del mundo.

Espero se encuentren muy bien.

Estimados amigos.

Señores:

Mi nombre es Milena Nazarith Valencia, quiero contarles que nací en Buenos Aires, Cauca, el 18 de septiembre del año 1977, hija de María Valencia y Alfonso Nazarith.

En esta carta quiero que se sepa lo siguiente:

Cuando nací estuve en mi tierra hasta faltándome para cumplir 1 año de vida, mi madre ya no se llevaba bien con mi padre pues él se había vuelto toma trago, y el padre de él, o sea mi abuelo, estaba muy mal de salud. Mi madre había hablado con mi hermano Guillermo León Valencia que cuando ya no estuviera el abuelo se vendrían para Cali, y así fue. Mi abuelo faltó y mi hermano fue por mí y mi madre, mi hermano trabajaba en baterías MAG y mi madre en una casa de familia en el barrio Tequendama. Entre los dos compraron una casa en Lleras Camargo, Siloé, comuna 20.

Entre ellos me criaron y tuve una infancia maravillosa, criada humildemente no me faltaba nada, siempre presentes en mis cumpleaños y primera comunión. Crecí en el tiempo que no había celulares donde los niños por mi casa jugábamos como tenía que ser: juegos de infancia. Estudié en el colegio el Amparo, luego terminé en Juana de Caicedo y Cuero. A mis 15 años fui novia de Jhon Jairo, tenía la misma edad mía, era muy detallista, me regalaba peluches y credenciales que se utilizaban en ese tiempo pero al curso de unos años me engañó y no lo perdoné. Él dice, y muchos conocidos, que fui y soy el amor de su vida. Tuve otro novio del sector la Capilla, tampoco funcionó y me cuadré Ángel Keller, el padre de mi hija y mi hijo: Maria Mayerli y Deyber Orlando.

Nos separamos pues dicen (nunca lo vi) que era consumidor y los hechos lo decían todo. Me quedé sola en la crianza de mis hijos, vendiendo café en la Alameda. Los metí a la escuela, la niña bien y el niño a veces quejas por lo imperativo pero ahí iba. Lo metí a un colegio privado y conoció a un amigo Juan David Jiménez, el mono, y se volaba con él para ir al rio, a la fonda y a jugar fútbol. Le hablaba a mucha gente en Siloé, por eso la gente dice: “muy raro, él es muy loro, es raro que se haya desaparecido así”.

Ya son dos años sin su presencia. Lo que se oye es que el ELN lo reclutó pero nadie da una razón clara. Lo dicen por el sitio hacia donde lo vieron coger.

La historia de mi hija es que tiene una maravillosa bebé, fue madre a temprana edad, a los 15, pero es maravillosa, la ama mucho y sufre mucho por su hermanito. Hace tres años tuve una bebé, la cual llamé Milagros, no sabía de su embarazo y fue muy complicado, no tenía casi estómago y el médico decía que la tanteó y no se sentía, hasta que convulsioné y fui a parar al Valle del Lili y me hicieron una cesarea, quedé inconsciente en la UCI y la bebé también.

Con todo esto que he vivido, estoy aquí, en la lucha de la búsqueda de mi hijo. Saber la verdad de mi hijo, dónde está o qué pasó con mi niño de 14 años, hoy en día 16 añitos.

Me despido: Milena Nazarith Valencia.

 

 

Si quiere responder a esta persona, puede hacerlo a través de este número de WhatsApp, por medio de un texto, un video o un audio: 3188273862

También, puede dejar un mensaje en redes sociales utilizando el numeral #RenocemosSuBúsqueda.

 

carta milena

Comentar:

Artículos destacados

© 2019 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro