Abrir panel
Comisión de la Verdad

Conmovedores actos de perdón y esperanza en el III Festival de la Reconciliación de Montes de María

La Comisión de la Verdad participó de este espacio para el fortalecimiento de la convivencia pacífica y la no repetición en una zona que es un ejemplo para el país, tras haber sufrido años de guerra.

ENCUENTRO | Diciembre 07 de 2019

Conmovedores actos de perdón y esperanza en el III Festival de la Reconciliación de Montes de María

Cuando Uber Enrique Banquez -quien durante la guerra adoptó el nombre de ‘Juancho Dique’- pidió al líder social de Chengue, Sucre, Jairo Barreto que lo perdonara por los daños que le causó a él y a su comunidad, en los años de la violencia paramilitar en la zona de los Montes de María, muchos de los presentes aplaudieron el gesto. Acto seguido Banquez le pidió que, después de perdonarlo, se dieran un abrazo en público, “un  abrazo de reconciliación”, dijo.

 

Juancho Dique

 

El exjefe de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en la región de los Montes de María y el líder de Chengue protagonizaron este emotivo episodio en desarrollo de los diálogos promovidos por el III Festival de la Reconciliación de los Montes de María, que reúne a víctimas y victimarios, actores del conflicto y sociedad civil de esta región de Bolívar y Sucre conformada por 15 municipios.

 

victimas montes maria

 

En esta tercera versión del festival que se realizó en San Onofre, Sucre, asistieron campesinos, representantes de organizaciones sociales, líderes de Ongs internacionales, autoridades municipales de San Onofre, estudiantes y un equipo de la Comisión de la Verdad encabezada por su coordinador en el Caribe, Arturo Zea. La Comisión hizo parte del comité organizador de este espacio que trabaja por la verdad, la convivencia pacífica y la no repetición.

Durante los diálogos, el exjefe de las AUC, Uber Banquez, también mostró su arrepentimiento por las muertes que causó a la familia Posso, de los Montes de María.

Banquez y el hijo de Rafael Posso, víctima de la masacre de Las Brisas, San Juan Nepomuceno, Bolívar, se fundieron en un abrazo que hizo a llorar a muchos asistentes.

 

abrazo dique

 

En los conversatorios también estuvieron el excomandante de las FARC-EP, Ubaldo Zúñiga e Ismael Manco del desmovilizado Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT). Todos coincidieron que el camino no son las armas.

Mie Roesdaml, de la organización Conduce Space for Peace, de Dinamarca, y quien fue invitada especial al festival, dijo sobre los dos actos de reconciliación vividos en San Onofre que “fueron momentos profundamente impactantes”.

 

invitada dinamarca

 

Agregó que: “Lo que ha pasado aquí es muy importante y es un ejemplo para que sea valorado a nivel internacional”.

Por su parte, Juana Ruíz, lideresa de Mampuján, Marialabaja, Bolívar, sostuvo que “los Montes de María dieron una lección de paz porque muchas de las víctimas hemos sanado nuestro corazón y seguimos adelante”.

Arturo Zea, de la Comisión de la Verdad, destacó que los Montes de María hayan realizado tres festivales en distintos municipios donde se encuentran sus líderes y habitantes para hacer una reafirmación de la paz y la no repetición.

El festival contó en el cierre de su primera noche, el jueves pasado, con un concierto del juglar de San Jacinto, Adolfo Pacheco, quien interpretó sus mejores composiciones.

 

decimas vallenatas

 

Durante este encuentro, los invitados y asistentes usaron piezas de vajillas de totumo donde se sirvieron las comidas, en respeto a las tradiciones de la región y como acto de reconciliación con el medio ambiente

Se pintó un mural para el tercer Festival por parte de los jóvenes de San Onofre, de la plataforma municipal de juventudes. Se tituló “Nuestra historia renace a través de la cultura y el arte”.

 

cierra mural

 

Sandra Marcela Velásquez Ruíz, líder juvenil que participó en el mural, dijo que esta obra pretende borrar el pasado de la guerra y trabajar por la reconstrucción del tejido social que se vio fragmentado por el conflicto.

“Hoy soñamos con un territorio donde los jóvenes construyen su propia historia y se reconoce a la mujer como paridora de ideas”, dijo.

Durante el Festival sonó la gaita, se cantaron décimas y se elevaron voces por la paz y la reconciliación.

Comentar:

Artículos destacados

© 2020 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro