Abrir panel
Comisión de la Verdad

¿Cuáles son los problemas que aquejan al Catatumbo?

En Catatumbo hay una gran cantidad de organismo internacionales que desarrollan trabajos con las comunidades, las instituciones del Estado y la Fuerza Pública.

TERRITORIOS | Octubre 09 de 2020

¿Cuáles son los problemas que aquejan al Catatumbo?

Sus representantes se unieron a los encuentros de profundización de cara al Diálogo para la No Continuidad y la No Repetición del conflicto armado, los siguientes son sus análisis sobre cuáles son los factores de persistencia de la violencia en la zona.

Todas las organizaciones fueron reiterativas en hablar del rol del Estado, en el acceso a la tierra y su propiedad, en las reclamaciones de la población, en la necesidad de brindar proyectos de vida digna y en que la coca no es la causa del conflicto sino el motor financiero.

“La respuesta institucional ha sido bastante escasa y sigue limitándose a la presencia de la fuerza pública. El acuerdo de paz, siendo el instrumento que engloba muchas de las demandas de la gente, no se está haciendo visible en el territorio como sí se demuestra con la erradicación forzada”. “Vemos una arquitectura institucional que sí se ha volcado más al territorio en los últimos años, pero hay una presencia poco ordenada y muchas veces contradictoria en los niveles centrales y nacionales, y eso genera que el poco recurso que hay no se invierta adecuadamente. La respuesta institucional local por momento es superada por el conflicto”.

La débil presencia del Estado ha hecho que haya gobernabilidades paralelas, los grupos armados no solamente reclutan sino que controlan territorios e imponen normas de convivencia”. “La retoma de los territorios por parte del ELN y el EPL ha invisibilizado la gran tensión del Estado y la comunidad en torno a la concepción del territorio, de la organización, del desarrollo sostenible y de la construcción de políticas públicas para la garantía de los derechos humanos. Ya no se debe hablar de la ausencia del Estado sino de qué presencia hace”.

La tierra, una necesidad

El lugar natural de existencia de campesinos e indígenas y población rural es la tierra, el trasfondo de esa situación es el acceso legal a ese recurso, que es la tierra para su uso. Por eso la gente dicen que invierten en la carretera, en la salud, pero lo productivo, el proyecto de vida, el sustento del proyecto de vida, en eso no hay respuesta y es donde hay más silencios y tensiones”.

“Las demandas en Catatumbo tienen que ver con temas estructurales que no se han resuelto, si uno ve las demandas que se hicieron en el gran Paro de Nororiente a finales de los 80 y revisa las demandas que se hacen hoy, son las mismas, en 30 años no hemos resuelto esas situaciones”.

Los modelos de desarrollo

“En Catatumbo hay una primera economía ilegal que es la coca, que por dimensiones tanto económicas como espaciales es la más grande. Y otras economías relacionadas con el tráfico de personas y el contrabando, especialmente”. “Muchas acciones giran en torno a la producción del clorhidrato o pasta base, pero estas economías ilegales son una expresión más de la disputa histórica sobre el uso de la tierra y la propiedad de la misma en Colombia. Son economías que necesitan tierra, control territorial, rutas, mano de obra, control social y volvemos a la misma base del conflicto desde los inicios de los años 30 y 40, que es el control de la tierra”.

El problema principal del Catatumbo no son los cultivos. El problema tiene que ver un poco con la visión de desarrollo, hay unas lecturas que se confrontan, son visiones distintas del desarrollo. Uno lo que ve es coca o macrocultivo de palma, que no corresponden a una visión territorial o de la cultura campesina”.

La coca no es el origen del conflicto, ni todos los líderes sociales son asesinados por la coca, como algunos sectores de la institucionalidad lo quieren presentar. Para empezar, la producción de coca en Colombia no es una situación nueva, lleva por lo menos 40 años, desde 1980 a 2020. Y ha pasado de ser un motor financiero para la guerra a ser un fin de muchas de las disputas entre grupos armados, y tiene como objetivo expandir la misma, que es lo que se conoce como narcotización de la guerra”.

“La pasta base, que muchas de las familias que cultivan coca sacan en el Catatumbo, está generando aproximadamente 240 millones de dólares al año, eso es la mitad del presupuesto de la Gobernación en un año y en cuatro años es 1.5 veces más de lo que tiene la oferta de Catatumbo sostenible”.

El narcotráfico

“Al fenómeno del narcotráfico hay que leerlo desde lo nacional y lo internacional, es un flagelo de dimensión transnacional que profundiza las desigualdades en la sociedad y causa un daño irreparable para el medio ambiente.

“Homicidios, confinamientos, desplazamientos, reclutamiento forzado, extorsiones, control social, degradación y deforestación son algunos de los efectos invariables de la cruenta disputa que libran los actores ilegales por el control de las rutas y de las rentas del narcotráfico. Y estas cadenas y redes tienen su eslabón más grueso en el lavado de activos y la comercialización, y el mucho más debilitado en la tierra y las plantaciones”.

“La frontera hace que el Catatumbo y sus rutas sean más apetecibles para los actores ilegales, lo que ha intensificado los enfrentamientos para la toma de control. Esto mantuvo activo el conflicto entre el ELN y el EPL, y ahora mantiene muy vivo el conflicto entre el ELN y Los Rastrojos.

Ante el escenario, “los padres de las comunidades tienen especial preocupación por el reclutamiento de los menores. Hay una desigualdad, una brecha amplia por la que niños y niñas no tienen la posibilidad de ingresar a los procesos de educación ni los elementos necesarios para recibir las clases, entonces aparecen los grupos armados y les ofrecen irse con ellos o se los llevan forzosamente”.

Hay que evitar legitimar la presencia de los actores armados

Los representantes de las organizaciones que participaron en el encuentro de profundización manifestaron preocupación por las acciones que deben darse para evitar legitimar a los actores armados: “Se debe seguir fortaleciendo la administración de justicia a nivel territorial para la transformación de las conflictividades que se presentan y evitar la autoridad que quieren legitimar los grupos armados, que en muchas ocasiones se hace a través del ejercicio de justicia de facto.

“Se debe recordar cómo este territorio también supo vivir rodeado de distintas alternativas económicas legales”. “Es importante que Colombia comience a pensar en los procesos futuros y qué modelo de reincorporación económica va a poder ofrecer y es el correcto, considerando que es posible que no se pueda eliminar el narcotráfico de raíz ni de manera permanente”.

Nota: Las citas de la conversación en el encuentro de profundización no llevan los nombres de quienes las mencionaron como un acuerdo de confidencialidad y protección de la identidad de los actores que han estado aportando al análisis de la Comisión de la Verdad sobre los factores de persistencia del conflicto en Catatumbo.

Comentar:

Artículos destacados

© 2021 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro