Abrir panel
Comisión de la Verdad

Diálogo nacional por la no repetición entrega recomendaciones sobre cuatro factores de persistencia comunes en los territorios

Narcotráfico, presencia diferenciada del Estado, uso y tenencia de la tierra y presencia de grupos armados son los cuatro factores de persistencia del conflicto que los representantes de diferentes regiones del entregaron a la sociedad.

ENCUENTRO | Octubre 15 de 2021

Diálogo nacional por la no repetición entrega recomendaciones sobre cuatro factores de persistencia comunes en los territorios

Como un espacio que recoge recomendaciones de gran parte del territorio nacional se llevó a cabo el ‘Diálogo nacional para la no continuidad y no repetición: las regiones hablan de otros futuros posibles’. Bogotá fue el centro de reunión que como capital abrió sus puertas a un diálogo que deja las recomendaciones que las regiones consideran necesarias de incluir en la agenda pública nacional con prioridad. 

El presidente de la Comisión de la Verdad, Francisco de Roux, envío un saludo afectuoso a los líderes y lideresas, así como a las diferentes comunidades indígenas y afrodescendientes y organizaciones LGBTI que hoy hacen posible que madure un compendio de un conjunto de propuestas para la no repetición. “Con la ayuda de ustedes, la Comisión puede establecer caminos claros para atajar esas dinámicas que nos destruyen y construir el futuro de un país en paz, sobre todo para que haya oportunidad de convivencia y reconciliación para los niños”, expresó De Roux.

Para este diálogo hicieron parte 19 departamentos y 2 regiones. La conversación estuvo en cabeza de un panel de cuatro representantes elegidos por los grupos de trabajo conformados por líderes y lideresas sociales, representantes de comunidades indígenas y afrodescendientes, así como representantes de comunidades LGBTI, organismos internacionales e institucionales. Cada uno de ellos habló sobre uno de los cuatro factores de persistencia identificados.

La presencia de grupos armados en los territorios es un factor de persistencia que además deriva en la inseguridad de las comunidades. Parte de que este factor sea recurrente, corresponde al incumplimiento de parte del Estado de muchos acuerdos, no solo el firmado hace cinco años, aseguró Jhon Erick Caicedo de la Minga por la memoria. “Se necesita el fortalecimiento a las organizaciones sociales en los territorios, que son las que han permitido que la resistencia no se acabe y que este país no quedé sumido en la guerra y la desesperanza”, puntualizó.

Otra de las conclusiones y recomendaciones que hicieron los líderes en el diálogo fue la implementación completa y urgente del acuerdo final. Valeria Mosquera de la Ruta Pacífica de las Mujeres expresó: “Hay que avanzar en la implementación del Acuerdo de Paz y superar prácticas de estigmatización de cara al panorama electoral, reconociendo el aporte de organizaciones étnicas, de mujeres e indígenas. Es necesario superar la estigmatización y las prácticas de corrupción, aunque sea de largo plazo, debe existir una figura de relacionamiento entre Estado y población civil, para evitar que la plata del narcotráfico entre en la dinámica institucional”.

De parte del sector empresarial, Luis Fredy Mejía, gerente de EPM en Urabá, quien hace parte del comité universidad estado y sociedad, se enfocó en la presencia diferenciada del Estado, la cual se destaca por ser mínima y no integral en términos de derechos: “La perspectiva debe ir en términos de la calidad de vida, trabajo digno y apoyo a proyectos productivos”. En la misma línea destacó la importancia de la participación de los empresarios: “La mayoría de empresarios pueden ayudar a que no exista esta situación de repetición del conflicto”. Por último, hizo énfasis en cómo las recomendaciones que entregue la Comisión de la Verdad deben ser tenidas en cuenta y adoptadas para implementarlas en la región.       

Asimismo, Junior Cabrejo, líder social de Ascamcat explicó: “El conflicto se ha recrudecido y planteamos la necesidad de avanzar en acuerdos humanitarios, que son elementos que generan oportunidades para sobrevivir, desescalar la violencia y abrir el diálogo. No nos pueden medir en los territorios solo como indicadores de hectáreas de cultivos ilícitos a erradicar o sustituir, sino con indicadores sociales, de pobreza y otros factores, para resolverlos”. A esta solicitud específica también se sumó la lideresa Luz Mery Panche de IANPE - CEMPAZ, quien expresó que “no se puede poner primero el interés económico que el bienestar de las comunidades que habitan el territorio. Debe haber una reconciliación con la madre tierra”.  

Luz Mery también hizo un llamado a la academia para que asuma su papel y responsabilidad en el impacto de la construcción social. A los medios de comunicación para que informen sin ningún tipo de sesgo. A las entidades de cooperación internacional para que ejerzan un control sobre las multinacionales que hacen presencia dentro de los territorios frente al uso de los recursos. Para terminar, un llamado a la Comisión de la Verdad para que con el informe que está desarrollando lo piense en clave de un documento que sea incluido en el currículum del sistema educativo.

Los comisionados presentes concluyeron de manera unánime que el recibir estas recomendaciones era de vital importancia y a la Comisión le correspondía la responsabilidad de plasmarlos en el Informe Final, así como divulgarlos de la mejor manera. La comisionada Lucía González agregó: “Debemos desnaturalizar la violencia y la corrupción. Estamos hablando del bien común, de cómo generar algo que nos beneficie a todos. La Comisión es una entidad de Estado, entonces es el Estado el que los está escuchando”. Y el comisionado Saúl Franco, concluyó que es necesario priorizar temas como la lucha de poderes económicos, políticos y en el sector cultural, los cuales también tienen influencia en el conflicto interno.

 

Vea aquí el evento en su totalidad ↓↓

Comentar:

Artículos destacados

© 2021 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro