Abrir panel
Comisión de la Verdad

“Esperamos que la Comisión y las víctimas le hagamos sentir a Colombia la gravedad de este crimen”

Palabras de Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad, en el Encuentro por la Verdad: reconocimiento a las víctimas de ejecuciones extrajudiciales en Colombia.

ENCUENTRO | Octubre 05 de 2021

“Esperamos que la Comisión y las víctimas le hagamos sentir a Colombia la gravedad de este crimen”

Muy buenos días a todas y a todos

Gracias de verdad por la reunión que tuvimos ayer en la que ustedes nos hablaron con tanta sinceridad, nos expresaron su dolor, su indignación, sus esperanzas. Gracias por haber venido de tantos lugares, con tantos sacrificios para que estemos aquí con sus víctimas, quienes son realmente los que nos han convocado. Los esposos, los hijos, las hijas, las mujeres que luchando por la paz y los derechos humanos fueron asesinados, asesinadas, por miembros del Estado colombiano.

Gracias porque nos hacen sentir esta unión tan profunda. Ellos viven entre nosotros y la fuerza que tenemos de hombres y mujeres que han sido señalados como cómplices, como criminales. Ustedes saben lo que es esto el señalamiento, la estigmatización, pero ellos con su gran dignidad y su presencia nos tiene aquí reunidos.

Gracias por la entrega del libro sobre Boyacá que sé que hicieron con el padre Javier Giraldo, compañero de ustedes en todas estas luchas. Yo recibo estos detalles, pero son sobre todo mis compañeros y compañeras de la Comisión de la Verdad en todo el país donde muchos de ellos me desbordan a mí en coraje, en lucha por los derechos humanos, en grandeza, en presencia al lado de ustedes.

Déjenme decirles una cosa un poco por fuera del momento, pero hoy tenemos una noticia buena. En el día de ayer un juez federal en Estados Unidos condenó a “Macaco” a pagar 15 millones de dólares, esos son 60.000 millones de pesos colombianos, por el asesinato de Eduardo Estrada, compañero nuestro en el Magdalena Medio, director del núcleo de pobladores del municipio de San Pablo. Lo mataron al lado de su esposa Sarita, ella sobrevivió, pero le pegaron los tiros en la cara al lado de ella. Varios de los que estamos aquí fuimos parte civil en ese juicio y nos da mucha alegría que por lo menos de vez en cuando se haga justicia.

Estamos aquí para escucharlos, para recibir de ustedes su grandeza humana, para poner de parte de la Comisión de la Verdad lo que nos toca hacer a nosotros para que esta barbaridad no continúe en Colombia. Esperamos de ustedes su ayuda con su coraje, con su crítica, con su empuje para que honremos de verdad a quienes en Colombia nos acompañan desde el más allá en esta lucha.

 

Intervención final

Gracias Pilar Castillo por las palabras que nos acabas de dirigir. Nos las tomamos muy en serio y sé que esas palabras salen de la indignación, del dolor, de la sintonía de ustedes como organización haber acompañado a las víctimas de falsos positivos durante tanto tiempo y vamos a profundizar estos lazos para que en el tiempo que le queda a la Comisión, podamos realmente empaparnos lo más profundamente posible de esta realidad de la inmensa mayoría de las víctimas.

Alejandro Valencia ha presentado con mucha determinación y con mucha fuerza el estado de la investigación que nosotros hacemos en la Comisión. Creo que ha dejado total claridad del compromiso y de la determinación con que va la Comisión. Absolutamente convencidos, como estamos en la Comisión, que ustedes son el centro y que este crimen de lesa humanidad y crimen de guerra no se va a quedar impune y la Comisión luchará por esto desde el lugar de la Comisión con toda determinación.

Quiero agradecerle a Catalina Díaz y a su equipo la fuerza con que ustedes se han empeñado en este macro caso y la manera como nos explicaste a todos lo que nosotros esperábamos recibir de la JEP. Quiero decirle a Luz Marina Bernal, gracias por tus palabras, me impresionó mucho cuando decías aquí: “Cuando engendré a mi hijo, sentí que estaba dando vida. Cuando lo mataron sentí que yo había sido engendrada para la lucha”. La lucha en la que estás con tanta determinación.

Me impresionó mucho escucharle a Bertina Badillo, la fuerza espiritual con que ella aquí nos planteó: “Sepan ustedes militares que ustedes no son dios y que Dios sabe todas las cosas y no pueden disponer sobre ninguna vida”. Muy difícil recoger lo que ustedes han dicho aquí y la forma tan profunda, tan en el alma como nos han tocado. Daniel en su último desayuno en Soacha como nos contaba su mamá. Luis Carlos, descalzo, sacado de su casa en ese pueblito de Santander. Carlos Arturo asesinado en el Boquete. Los 11 jóvenes de Tolú. Los tres jóvenes de Pradera, del Eje Cafetero. Gonzalo, el hijo de María Gallego. Raquel nos habló de la forma como mataron a su hijo que había sido soldado y estaba en incapacidad cuando lo mataron en el Meta.

Alguien se refirió a nosotros como delegados del Gobierno, no. La Comisión no es delegada del Gobierno. Somos una institución absolutamente autónoma, una institución de Estado que no tiene que dar más cuentas sino a las víctimas de este país y a la verdad para que las cosas que aquí han ocurrido nunca más vuelvan a acontecer.

Quiero agradecerle a Emiro Goyeneche, la forma como nos habló, gracias por haberme marcado al decir que justicia no es venganza. Eso es así, te lo agradezco mucho en la forma como lo planteaste Emiro, lo que dijiste es verdad. Nosotros tuvimos casi en la esquina de la Comisión a Raúl Carvajal con su carrito. Allí lo saludamos cuando seguía defendiendo la dignidad de su hijo asesinado. Igualmente, gracias a Aladino por la forma como nos hablaste de la victimización con la mentira en el Huila. A José Orlando Giraldo asesinado en el Valle del Cauca y podría seguir trayendo estas cosas que nos han tocado a todos, pero quiero decirles que me impresionó mucho ayer cuando Yenith cuando nos decía somos tantos que deberíamos hacer esto un día en el Pascual Guerrero, en el estadio de Cali y llenar todo ese estadio con las víctimas para que Colombia sienta realmente lo que ha pasado. Nosotros esperamos que la Comisión pueda con ustedes hacerle sentir a Colombia la gravedad de este crimen.

No puedo sino terminar agradeciéndoles a ustedes. Decirles que ustedes nos han tocado en el alma en la Comisión, que queremos continuar esta conversación a fondo, profunda. Ustedes son lo central de todo lo que estamos haciendo, tengan la más absoluta seguridad de todo esto. Quiero agradecerles también a mis compañeros de la Comisión a Alejandra Miller, a Carlos Beristain, a Alejandro Valencia, a Gerson del equipo de Diálogo Social que está aquí con nosotros, A nuestras compañeras de las distintas regiones que han hecho estos videos que aquí se han presentado.

Gracias, igualmente, porque me impresionó muchísimo, lo que tuvimos de música y fuerza de la canción en este día. Qué más puedo decirles, sino lo que ustedes repiten todas las veces que no se olvide, que no se repita y que realmente podamos ir hasta encontrar la verdad y que estas barbaridades nunca más vuelvan a acontecer en Colombia, gracias a la fuerza de ustedes.

Muchas gracias

 

Vea aquí el evento en su totalidad ↓↓

Comentar:

Artículos destacados

© 2021 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro