Abrir panel
Comisión de la Verdad

El cuerpo: primer territorio que habitamos

Víctimas y excombatientes compartieron sus experiencias de vida y las formas como han sobrevivido y resistido a la violencia.

TALLER | Julio 02 de 2019

El cuerpo: primer territorio que habitamos

En el espacio personal, familiar y comunitario, el cuerpo es el medio de expresión, identidad y comunicación con el entorno. Sin embargo, en el marco del conflicto armado, el cuerpo se convirtió en un territorio en disputa para los actores armados y en un espacio para mostrar la presencia y el control de un determinado grupo.

“El esclarecimiento de la verdad y el reconocimiento de los impactos de la guerra, implica un paso del recuerdo por el cuerpo, que guarda y revive los episodios de la guerra. A la vez el cuerpo es territorio digno, expresión de resiliencia y vía para sanar a través del reconocimiento de la verdad sobre lo que han vivido quienes han sido víctimas de las múltiples violencias asociadas a la guerra”, asegura Anascas Del Rio, coordinadora de la territorial Tolima de la Comisión de la Verdad.

El proceso de esclarecimiento de los impactos del conflicto sobre las mujeres pasa por el reconocimiento de las huellas de la guerra en el cuerpo y en la mente de quienes han sido víctimas de las múltiples violencias asociadas al conflicto armado colombiano.

En ese contexto, en el departamento del Tolima, la Comisión de la Verdad implementa una estrategia de aproximación del esclarecimiento y reconocimiento de los impactos sobre las mujeres, que permita documentar los casos, patrones y procesos relacionados con este tipo de violencias.

Hace unas semanas, en la Casa de la Verdad del Tolima se realizó un taller sobre las violencias basadas en género. Allí 20 mujeres víctimas y excombatientes del sur y el norte del departamento, participaron en un espacio de convivencia y reconciliación.  A partir del cuidado del cuerpo y las emociones, aportan al esclarecimiento de la verdad y se les brinda la posibilidad de situar la verdad como un medio para sanar las heridas de la guerra y se avanza en el objetivo de no repetición.

“Mujeres las invito a que cada una saque lo que tiene dentro, porque cada una de ustedes tiene un potencial diferente, cada una pensamos distinto, pero actuemos de corazón y actuemos con ese amor y con esa entrega por la paz de Colombia. Por todos esos nietos que hoy en día necesitan correr y vivir en paz. Ya no queremos más mutilados, ya no queremos más gente cayendo en minas, no queremos más guerra, no queremos más conflicto”, expresó en el encuentro Leonoricel Villamil, lideresa del corregimiento de Gaitania del municipio de Planadas, quien fue víctima del conflicto.

 

taller tolima mujeres

 

En el taller, las mujeres compartieron sus experiencias de vida antes y después de los hechos asociados al conflicto, así como las formas en que han sobrevivido y resistido a la violencia. Asimismo, se visibilizó el importante papel de las mujeres como sostenedoras de familia y de comunidades, tejiendo paz y convivencia desde los territorios de manera permanente.

“Estamos viviendo en tranquilidad, tenemos una estabilidad, porque no vivimos con la zozobra de en qué momento nos van a atacar. Hoy le estamos apostando a un futuro en paz porque ya lo requieren nuestros hijos”, aseguró una excombatiente.

A modo de conclusión, mujeres víctimas y excombatientes construyeron una colcha de vivencias y memorias que les permitió mostrar las formas como han vivido el conflicto y las transformaciones asociadas a los distintos momentos de la guerra en los territorios del sur y el norte del Tolima.

 

taller tolima

 

Aliados estratégicos en el Tolima

Con el propósito de avanzar hacía el esclarecimiento y el reconocimiento de los impactos del conflicto armado sobre las mujeres, la Comisión de la Verdad, realizó una alianza con la Fundación Menonita para el Desarrollo (Mencoldes) y la Fundación Mujer de Luz.

Estas dos organizaciones tienen experiencia en la construcción de paz y la transformación de conflictos desde el territorio y desde el territorio-cuerpo. Mencoldes promueve la transformación social dignificando las condiciones de vida y el pleno goce de los derechos humanos de la población en situaciones de vulnerabilidad, mientras que Mujer de Luz, fundada en el año 2009 en Chile, ha trabaja en nueve países y ayuda, de manera gratuita, a mujeres en situaciones de vulnerabilidad para transformar vidas y comunidades.

Comentar:

Artículos destacados

© 2019 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro