Abrir panel
Comisión de la Verdad

En Cauca inició el despliegue territorial de la Comisión de la Verdad

El Equipo Territorial ha realizado 29 diálogos con organizaciones campesinas, de mujeres, víctimas, étnicas, instituciones gubernamentales, académicas y organismos de control.

TERRITORIOS | Diciembre 07 de 2018

En Cauca inició el despliegue territorial de la Comisión de la Verdad

“Mi Cauca suena a tambora, suena a marimba y carrizo, mi Cauca es de color negro, indio, blanco y mestizo”. Así tararea la canción el maestro Carlos Rivas, en homenaje a la gente y la diversidad étnica y cultural de este departamento, la misma que se vio afectada por el accionar de todos los grupos armados, que dejaron a su paso no menos de 48 mil homicidios, 370 mil desplazados, un poco más 27 mil amenazas, 1.300 secuestros y 1.022 delitos contra la integridad sexual, ocurridos entre 1985 y 2016 en el marco del conflicto armado, según cifras de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas.

La Comisión de la Verdad adelanta una gran conversación con actores clave en este territorio que –como bien lo presenta el maestro Rivas– “…vive en los valles, montañas, ríos, vive en el mar, vive en el alma de –mujeres– hombres trabajadores, es gente de paz”. Entre octubre y noviembre de 2018, el equipo territorial realizó 29 diálogos con organizaciones campesinas, de mujeres, víctimas, indígenas, afrodescendientes, instituciones gubernamentales, académicas, organismos de control, agencias de cooperación al desarrollo y representantes del sistema de Naciones Unidas.

Como parte de su estrategia de escucha, se ha convocado a líderes y autoridades que han llevado las riendas del Cauca en los periodos más cruentos de la guerra. Las víctimas también han contado su experiencia de vida en el conflicto, como el caso de un médico que fue secuestrado por las FARC; su voz guarda un dolor profundo al referirse a lo sucedido y el impacto que le generó, pero en su mayoría las víctimas no se expresan con rencor.

equipo territorial cauca 02

Durante estos dos meses se realizaron reuniones clave, como la sostenida con Michel Forst, relator especial de Naciones Unidas sobre la situación de defensores y defensoras de derechos humanos, con quien se habló sobre los retos de la Comisión en un territorio como este, catalogado como uno de los más complejos para desarrollar esta labor.

Este ejercicio inicial permitió aproximarse a aquello que piensa la sociedad caucana luego del Acuerdo de Paz. Algunos actores sociales e institucionales tienen inquietudes del proceso y a casi todos les preocupa que las condiciones de seguridad no estén dadas en los territorios.

A su vez, casi todos tienen un interés: que los impactos en sus vidas y comunidades se reflejen en el informe final. Algunos se preguntan para qué servirá que como país transitemos en la construcción de la verdad, cómo la Comisión tendrá en cuenta los relatos y los contrastará para que el informe sea apropiado por toda la sociedad. Otros piensan en la necesaria convivencia y reconciliación a las que se debe llegar, y muchas agencias e instituciones lo hacen en torno al necesario respaldo a este trabajo en favor de la paz.

equipo territorial cauca 03

En este Cauca, de riqueza organizativa enorme, tierra de sabores diversos, que como dice Rivas “…me sabe a mote, me sabe a sango y ceviche, mi Cauca sabe a mirimbí, huele a sandía y trapiche, mi Cauca me sabe a chicha, me sabe a tamales de pipián…”, saben que la verdad que nos vamos a contar, tal como lo dijo uno de los líderes, es una verdad que dolerá “porque no es el relato oficial de un paseo o una fiesta que duró muchos años; es la verdad de una guerra y de un conflicto perverso y complejo que ocurrió ante nuestros ojos”. También reconocen que “si falla la Comisión de la Verdad, fallaremos todos los defensores, todos los que creemos que es posible recuperar la dignidad y vivir en paz”.

En este departamento, en donde “se siente un olor a campo, se siente un sabor a pueblo”, la Comisión de la Verdad llegó para quedarse, para sumar, para avanzar sobre lo avanzado, con ética y responsabilidad por el conocimiento de la complejidad de la tarea asignada. Llegó para construir, durante tres años, con todos y todas, el relato de aquello que pasó, que hará posible que negros, indios, blancos, campesinos y mestizos que habitan el Cauca, aquellos de los que habla el maestro Rivas, se reconozcan mutuamente; un relato que contribuya a que nunca más se viva el dolor y el horror de la guerra.

equipo territorial cauca 04

Comentar:

Artículos destacados

© 2019 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro