Abrir panel
Comisión de la Verdad

“Es el momento de parar esta guerra”: Comisión de la Verdad

Los comisionados Patricia Tobón y Leyner Palacios, con el acompañamiento de representantes de las comunidades indígenas del país, se pronunciaron por el aumento de las acciones armadas en el Pacífico colombiano.

ENCUENTRO | Febrero 24 de 2021

“Es el momento de parar esta guerra”: Comisión de la Verdad

La Comisión de la Verdad hizo este martes, un llamado al Gobierno a dialogar con los Ejército de Liberación Nacional (ELN), al tiempo que exigió a los grupos armados ilegales dejar las armas y cesar la confrontación que afecta a las comunidades del Pacífico.

La Comisión citó a una rueda de prensa en la que alertó sobre el aumento de las acciones armadas en esta zona del país y que mantiene en estado de vulnerabilidad a indígenas de los resguardos Río Murindó y Río Chageradó en Antioquia, así como en el Alto Baudó en Chocó y a los pueblos afrocolombianos del pacífico de Buenaventura, Chocó y Nariño.

“El ELN, el Clan del Golfo y los distintos grupos que están en la confrontación, deben entender que Colombia necesita parar esta guerra, que dejen los fenómenos de reclutamiento, que dejen los fenómenos del narcotráfico, que dejen esta situación de tanta muerte y ensañamiento con nuestras comunidades”, advirtió el comisionado Leyner Palacios.

Por su parte, la comisionada Patricia Tobón consideró que, por la no apertura del Estado colombiano a una negociación política para la dejación de armas del ELN, las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), con el Clan del Golfo y los grupos armados residuales, se han aumentado los miembros de estos grupos que ahora se están disputando las rentas, no solo del narcotráfico, sino de la minería y otras actividades económicas en el territorio.

“El rearme y la consolidación de los grupos armados es una realidad innegable para esta Comisión de la Verdad, para la sociedad colombiana”, dijo, tras explicar que “la causa fundamental para el rearme de los grupos armados radica en los malos procesos de reincorporación de los procesos de paz, comenzando por el EPL, luego con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y posteriormente con las FARC-EP, muchas personas no entraron a los procesos de reinserción y siguieron en la guerra y en el conflicto”, aseguró Tobón.

Asimismo, la comisionada le pidió al país “que piensen en la necesidad de acompañar al Estado colombiano en un diálogo con el grupo Gaitanista, también con las autodefensas y los grupos armados residuales en Colombia. El rearme y la consolidación de los grupos armados es una realidad innegable para esta Comisión de la Verdad, para la sociedad colombiana. Es necesario que los acuerdos con estos grupos no sean de carácter centralista, sino que incorporen también la participación territorial de las organizaciones, las comunidades y las entidades territoriales porque los conflictos están ocurriendo en los territorios”.

Dabayibi Sinigui Bailarín, del Cabildo Mayor Indígena de Murindó, quien asistió al encuentro en representación de los dos resguardos Río Chageradó y Río Murindó, señaló: “Mi comunidad en este momento se encuentra confinada desde el 2 de febrero sin recibir la ayuda humanitaria por la situación que se padece por la instalación de minas antipersonal alrededor de la comunidad y en todo el territorio. La comunidad no se moviliza con tranquilidad, están en riesgo de desplazarse”.

Por su parte, Hinogio Obispo, consejero de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), habló de la necesidad de que el Gobierno nacional escuche las propuestas desde los territorios de los grupos étnicos, a los pueblos indígenas y a las comunidades afrodescendientes y señaló, además, el abandono que se sufre en estas regiones: “Nadie realmente genera condiciones para que la institucionalidad pueda invertir y generar las condiciones oportunas para resarcir los derechos políticos, sociales, económicos, culturales y ambientales”.

A esto se sumó la voz de Alexis Espitia, exconsejero de Derechos Humanos y Paz de la Organización Indígena de Antioquia (OIA), quien señaló que lo que hoy viven los pueblos en el Pacífico es una situación que se viene advirtiendo desde hace tres años: “Nosotros logramos establecer el reporte de 4.000 indígenas confinados en esta zona en 2018 y 2019, una situación que aún sigue. A la Colombia profunda, a la Colombia indígena solamente llegamos las organizaciones sociales, allá realmente hay un abandono estatal profundo”.

Finalmente, los comisionados Patricia Tobón y Leyner Palacios, en nombre de la Comisión de la Verdad, reiteraron la necesidad de iniciar procesos de acuerdos de paz con los diferentes grupos armados. “A la paz no se le pueden poner condiciones. La paz se busca y se decide hacerla. El Gobierno debe desmontar esa condicionalidad para buscar la paz y, también, los grupos armados”.

Comentar:

Artículos destacados

© 2021 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro