Abrir panel
Comisión de la Verdad

Género, discapacidad y conflicto armado

En este encuentro mujeres y personas LGBTI que han padecido violencias en razón de su discapacidad o que adquirieron una discapacidad en el marco de la guerra contaron sus experiencias de dolor y convivencia.

ENCUENTRO | Septiembre 17 de 2021

Género, discapacidad y conflicto armado

La Comisión de la Verdad escuchó, en julio pasado, a familiares y redes de apoyo de personas con discapacidad y expresaron la importancia de reconocer la responsabilidad que tiene la sociedad civil, no solo el Estado, en las violencias experimentadas por mujeres y personas LGBTI con discapacidad. Sabrina Pachón expresó que en su ejercicio como activista ha encontrado casos de mujeres con discapacidad que fueron prostituidas por sus familias, las cuales además les han dado la orden de no hablar sobre el tema. Afirmó que las mujeres con discapacidad preexistente que son víctimas en el marco del conflicto son cuerpos e historias invisibles por varias razones: primero, porque pareciera haber un consenso sobre que las personas con discapacidad valen menos; segundo, se asocia la discapacidad a pérdida intelectual; tercero, se ha naturalizado el discurso de que a una mujer con discapacidad no se le viola, sino que se le hace un favor.

Luz Karime, una mujer que adquirió una discapacidad visual por un explosivo lanzado en medio del enfrentamiento entre grupos armados en Cauca, dijo que ha sido revictimizada por el Estado: “La unidad de víctimas es algo muy lento, es algo que uno tiene que esperar, esperar, esperar y esperar, y cuánto tiempo le toca a uno esperar para que le reconozca a uno una indemnización que no repara la discapacidad, ni los sufrimientos que a uno le ha tocado pasar por el conflicto armado y por ser mujer también”.

Víctor Capador, analista del enfoque Curso de Vida y Discapacidad de la Comisión de la Verdad, afirmó: “Estas reflexiones que hemos escuchado hasta el momento nos dan la razón de por qué es necesaria la interseccionalidad en este tema tan invisible. Este es el relato ausente, el tema de las mujeres con discapacidad preexistente y como fueron instrumentalizadas en el conflicto armado”.

Por su parte Nikita Simonne Dupuis, analista del Grupo de Género de la Comisión, agradeció a las participantes por dejar clara la relación entre la familia, la cotidianidad, el conflicto armado, las violencias sexuales, el matrimonio servil, la trata de personas y los matrimonios forzados y agregó: “Creo que una de las principales violencias que vivimos las personas con discapacidad, además de la revictimización, es la violencia testimonial, el testimonio que casi no se cree, ‘es que tiene discapacidad’, ‘se lo inventó’, ‘lo vio en otro lugar’, hay una violencia que hace que la palabra sea menos válida”.

Finalmente, Salomé Gómez Corrales, coordinadora del grupo de Trabajo de Género, puntualizó que todas las vidas tienen que valer la pena, absolutamente todas: “Ustedes nos dicen ‘hay ciudadanos de segunda categoría’, ‘vidas que no se reclaman’, ‘vidas por las que no se exigen las garantías de sus derechos’, entonces es importante poder llegar y profundizar quienes han tenido intereses en esto”. Finalizó el evento señalando que es por situaciones como estas que la Comisión tiene el reto de “entregar un informe a la sociedad civil sobre qué nos pasó, sobre todo contar por qué nos pasó lo que nos pasó y qué debemos hacer para que no se repita”.

Comentar:

Artículos destacados

© 2021 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro