Abrir panel
Comisión de la Verdad

“Hay razones para creer que esto si va para adelante”

‘Resistimos callando, re-existimos gritando: memorias y experiencias de sujetos colectivos LGBT en el marco del conflicto armado en Colombia’, es el nombre de un informe que entregó Caribe Afirmativo a la Comisión de la Verdad.

ENCUENTRO | Diciembre 23 de 2020

“Hay razones para creer que esto si va para adelante”

“Nos han querido negar la posibilidad de habitar el espacio público y el territorio como un derecho también para los sectores LGBTI. Han buscado aniquilar nuestras prácticas culturales y artísticas, como las estrategias de transformación cultural que tenemos en nuestros territorios. Han buscado desaparecer nuestros espacios físicos y simbólicos para el encuentro y protección de las personas de los sectores LGBTI. Han querido desconocer nuestros aportes a la construcción de paz diciendo que “mariquiamos” el barrio, la escuela, la comuna, el territorio. Inevitablemente han afectado nuestra construcción de memoria, nuestros aportes a la verdad de lo que ha pasado en este país”, este es el relato de John Restrepo de la Casa Diversa de la Comuna 8 de Medellín, presentado durante la entrega del informe ‘Resistimos callando, re-existimos gritando: memorias y experiencias de sujetos colectivos LGBT en el marco del conflicto armado en Colombia’.

El informe recoge las memorias y experiencias de los tres primeros sujetos LGBT de reparación colectiva reconocidos por la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (UARIV): La Mesa LGBT de la Comuna 8 de Medellín, el Colectivo LGBTI de San Rafael y el Colectivo LGBT de El Carmen de Bolívar. Las violencias contra sus integrantes tuvieron dinámicas colectivas basadas en prejuicios relacionados con sus orientaciones sexuales, identidades y expresiones de género diversas. Según el informe, los actores armados legales e ilegales violentaron los colectivos porque sus resistencias y diversidades sexuales y de género afectaban sus fines de control territorial, de la población y la legitimidad social de la guerra.

Estos colectivos LGBT nacieron y se construyeron como experiencias de resistencia a los estigmas y prejuicios sociales; fueron objetivos militares de los grupos armados que buscaban imponer un orden moral y social excluyente, por lo cual fueron víctimas de amenazas, desplazamientos forzados, violencias sexuales, detenciones arbitrarias, agresiones físicas y psicológicas, tortura, tentativas de homicidios/feminicidios y homicidios, que intentaban desarticularlos como sujetos políticos y controlar sus cuerpos, comportamientos y expresiones de diversidad sexual y de género. Por ello, el informe expone un continuum no solo de violencias, sino también de resistencias con significación política y transformadora, y resalta las formas de resistencia al conflicto desde la construcción de paz, la apropiación de los territorios y la lucha por los derechos humanos.

 

resistimos 1

 

“Las personas LGBT en el marco del conflicto armado colombiano no fuimos sujetas pasivas, todo lo contrario, el más alto pico de crecimiento de la confrontación armada coincidió con los años del auge y la consolidación de nuestro proceso colectivo como participantes de un sueño social que a pesar de la adversidad en la violencia fuimos construyendo”, explicó Wilson Castañeda, director de Caribe Afirmativo.

Las comisionadas Alejandra Miller, Marta Ruiz y Carlos Guillermo Ospina, recibieron este informe. “A veces uno empieza a sentir que del país se va apoderando un poco el pesimismo y la incertidumbre. Sin embargo, viendo los videos, escuchando los testimonios y las reflexiones de ustedes, uno dice: “Hay razones para creer que esto si va para adelante, hay razones para creer que esta paz si está transformando la vida de la gente, que la paz sí empieza a general ciudadanías, que la paz sí empieza a abrirle espacio a la acción colectiva de una manera concreta y real””, expresó la comisionada Marta Ruiz.

Por su parte, el comisionado Carlos Ospina cerro el encuentro diciendo: “Un saludo de sororidad y de respeto, respeto porque ustedes han sido víctimas de un conflicto que no los ha comprendido, que no los ha incluido, pero se han asociado, han vivido todas las formas de violencia que se pueden ejercer sobre un sector poblacional, un sector que ha sido invisibilizado y marginado. Hoy reconozco, su voz se ha escuchado y se respeta. Un respeto hacia la diferencia. Se ha hecho un gran recorrido, muy tortuoso, y hoy podemos decir que han dado mucho de sí. Sigan adelante, la Comisión les apoya y les escucha”.

Comentar:

Artículos destacados

© 2021 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro