Abrir panel
Comisión de la Verdad

Intervención de Salvatore Mancuso en la presentación de la ruta de contribución a la verdad

El próximo 21 de abril tendrá lugar el primer encuentro amplio por la verdad con Salvatore Mancuso y Rodrigo Londoño, que contará con la presencia de víctimas, comunidad internacional y medios de comunicación.

ENCUENTRO | Marzo 18 de 2021

Intervención de Salvatore Mancuso en la presentación de la ruta de contribución a la verdad

Un saludo especial y respetuoso para todas las víctimas del conflicto armado en Colombia. A ellas nos debemos y por eso nuestro compromiso con la verdad y por avanzar en un proceso tan importante como este para esclarecer las verdades, las coyunturas, los responsables del conflicto armado.

Saludo también a los comisionados, a la comunidad internacional, al señor Rodrigo Londoño, muchas gracias por participar en este proceso porque nosotros, que fuimos enemigos mortales en el pasado y que hoy nos reconocemos como civiles, podemos hablar hoy sin necesidad de matarnos, de manera civilizada, para responder ante las víctimas y ante el país por las atrocidades y barbaridades que cometimos en el conflicto armado en el que las afectamos directamente.

Ver ese dolor y ese sufrimiento en los ojos de las madres, de los huérfanos, de los desplazados, de las abusadas con violencia de género, eso conmueve el alma y el interior de las personas. Especialmente, a mí me mueve las fibras internamente.

Por eso le escribí esa carta al padre De Roux, porque nuestro principal objetivo es la dignificación de las víctimas y aceptar nuestras responsabilidades en el conflicto, en todos estos hechos y crímenes de guerra que cometimos durante el conflicto. Finalmente, buscar la convivencia y la reconciliación del país, pero especialmente la no repetición del conflicto y que no haya más víctimas en medio de este conflicto que se sigue repitiendo.

Es importante para la Comisión, para las víctimas, para la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), para el país y para la comunidad internacional saber que una evidencia limitada es posible que nos lleve a conclusiones imprecisas. Hasta el momento, para ustedes la verdad es lo que tienen hasta el momento. Nosotros nos comprometemos a expresarle a las víctimas, a ustedes y al país los rigores de la guerra, mostrarles más profundamente lo que hay detrás del conflicto; porque fueron victimizadas las personas dentro del conflicto, porque siguen siendo victimizadas y porque cada día se generan más víctimas. Quiénes están detrás, quienes somos los responsables, porque nosotros no iniciamos esta guerra.

Desde el año 1997 venimos buscando lograr un proceso de paz que nos vincule a todos. Una mesa de cuatro patas, como la llamábamos en aquel momento. La elocuencia de los hechos desde el 97 hasta hoy, tiene el peso incontrastable de la horrible realidad que hemos vivido durante todos estos años y de todas las víctimas que hubiéramos podido evitar si nos sentábamos todos los actores del conflicto. Guerrillas, Estado, autodefensas y víctimas, incluidas todas las personas a las que afectamos directamente.

Mientras eso no pase no vamos a tener paz en el país, desafortunadamente. Mientras esas verdades no se develen no vamos a poder dilucidar por qué se siguen presentando estos hechos y por qué se presentaron en el pasado y cuáles fueron las responsabilidades de cada uno en este conflicto armado.

Desafortunadamente muchas de las verdades que tenemos hoy en día están sesgadas porque fueron contadas, no por los actores responsables directos de la guerra, sino por personas, de muy buena voluntad, que quieren aportar a la verdad y a la solución del conflicto pero que hacen que ese sesgo permita que muchas personas y el Estado eludan su responsabilidad.

Nosotros vemos comprometidos a muchos comandantes que tuvieron responsabilidades enormes en este horrible baño de sangre, del cual somos responsables pero muy pocos asumiendo responsabilidades y contando las verdades desde el conflicto armado.

Hay muchas personas dentro de este proceso que adelantan la Comisión y la JEP que se comprometieron a contar la verdad, pero que tienen un conocimiento limitado de esas verdades. No digo que yo conozca todo lo que sucedió, por eso desde 1997 estamos invitando a que todos los actores que estuvimos metidos en la guerra contáramos esas verdades que son contrastables porque las víctimas, con la experiencia de haber sufrido directamente las consecuencias del conflicto, son expertas en estos hechos y son ellos quienes no nos dejarán mentir.

Por eso es tan importante la participación de las víctimas y el contraste de lo que estamos diciendo, vamos a decir con ellos, junto a ellos y que la construcción de la reconciliación y el proceso de no repetición se dé con ellos y junto a ellos, que sean las víctimas las principales protagonistas de la reconciliación del país y de la no repetición. Pero para ello debemos estar todos en este proceso.

El padre De Roux me ha pedido que le cuente esos porqués, yo he sido claro en el porqué en esa carta, en ese caso acompañado por Rodrigo (Londoño). Le hice un pedido en esa carta, que por favor estuviéramos todos los actores, usted nos confirmó que efectivamente es posible y que se harán eventos de este tipo, que son muy serios y muy sensibles, encuentros acompañados por las víctimas y por el país. Allí vamos a darle a conocer esa verdad contrastable a las víctimas, quienes son los responsables, por qué se sigue repitiendo. Y eso es muy importante para ellos porque les va a dar tranquilidad, les va a permitir que, entre todos, busquemos una solución a este conflicto que lleva tantos años en Colombia.

Para nosotros es una apuesta muy seria, es importante que participemos todos y agradezco que nos permitan estos espacios con todos los actores: terceros civiles, el gobierno, políticos, financiadores, agentes de Estado de facto y sería importante que esas personas que siguen alzadas en armas participen. Yo sé que muchas de esas personas que siguen alzadas en armas tienen resquemores porque el Estado ha incumplido en los acuerdos que ha hecho, incluso con nosotros, muchos de ellos retomaron las armas pero sería importante que ellos pudieran participar, que lograran una carta de inmunidad para aportar a la verdad, y no es que los esté invitando a un proceso de paz, porque esta Comisión no tiene efectos jurídicos, solamente es un aporte a la verdad, pero sí es importante que ellos participen de esta verdad para lograr, entre todos, un país reconciliado y sin más violencia.

En ese próximo encuentro que vamos a tener con Rodrigo Londoño y con otros excombatientes que quieran participar con sus verdades para resarcir y dignificar a las víctimas, es muy importante que se escuche la voz de todos ellos.

Agradezco a la Comisión, al país, a las víctimas y a todos los que han puesto su grano de arena dentro de este compromiso. Ya hemos avanzado, con la comisionada Patricia Tobón y con el comisionado Leyner Palacios, en varios encuentros con las comunidades étnicas y campesinas que han sido afectadas directamente por nuestras acciones y dentro de ellas hemos encontrado preguntas recurrentes que tienen que ver con lo que he venido diciendo. Las víctimas quieren saber los responsables, por qué fueron victimizadas, por qué siguen siendo victimizadas y especialmente de qué manera podemos parar esa victimización y ese conflicto que los sigue afectando.

Este es nuestro compromiso y con eso queremos aportar a la reconciliación, de alguna manera reparar el daño que hicimos a ellos. De nuevo agradezco a la Comisión y a las víctimas.

 

 

Lea aquí las palabras de Rodrigo Londoño ►

Lea aquí las palabras de Salvatore Mancuso ►

Lea aquí las palabras de Francisco de Roux ►

 

 

Vea aquí el evento en su totalidad ↓↓

Comentar:

Artículos destacados

© 2021 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro