Abrir panel
Comisión de la Verdad

La historia de la resistencia de las mujeres arhuacas de la Sierra Nevada de Santa Marta

La Comisión de la Verdad recibió el informe ‘Voces de la Madre Tierra’ que contiene las prácticas de resistencia de las mujeres arhuacas durante el régimen continuo de violencias ejercido en su contra.

ENCUENTRO | Julio 13 de 2020

La historia de la resistencia de las mujeres arhuacas de la Sierra Nevada de Santa Marta

 

 

Para el pueblo arhuaco sus mujeres son sagradas, son como la madre tierra, como el agua. De ellas proviene la vida y son el futuro de la humanidad. Por eso merecen todo su respeto y veneración. Sin embargo, las mujeres arhuacas, a través de los tiempos, han sido víctimas de objetos de abusos y de violencias. Han sido vulnerados sus derechos, su cultura, su cuerpo, su dignidad. Aun así, ellas han demostrado su grandeza. Su poder de resistencia. Desde los tiempos de la colonia hasta los actuales han respondido con grandeza ante estas agresiones continuas.

Su historia invisibilizada -y ahora contada por mujeres y lideresas arhuacas de la Sierra Nevada de Santa Marta- está contenida en el informe ‘Voces de la Madre Tierra’, que fue entregado a la Comisión de la Verdad y que fue realizado por la Universidad del Rosario, en coordinación con las Mujeres de la Confederación Nacional Indígenas Tayrona (CIT) y las autoridades del pueblo arhuaco. Este informe hace parte del proceso de escucha plural que lleva a cabo la Comisión y servirá como insumo en el riguroso proceso investigativo que realiza la entidad.

El acto de entrega se realizó de manera virtual y en este se escucharon las voces de las mujeres arhuacas, de los investigadores que estuvieron al frente de este proyecto, de las autoridades del pueblo arhuaco, directivos de la Universidad del Rosario y de la Escuela Intercultural de Diplomacia Indígena (EIDI), unidad asociada al Centro de Estudios de Conflictos y Paz (CECP) de esta universidad, así como de comisionadas y comisionados de la Comisión de la Verdad, encargados de recibir este valioso aporte para la construcción del informe final que le contará al país qué le pasó a nuestra sociedad durante tantos años de guerra y porqué persiste la violencia.

Dunen Muelas, secretaria técnica de la Comisión Nacional de Mujeres Indígenas, dijo que “es necesario destacar los procesos de resistencia de las mujeres arhuacas, en especial la política y cultural”. Destacó cómo desde los tiempos de la colonia española las mujeres lucharon por conservar sus conocimientos y su cultura. Defendieron, y defienden hasta nuestros días, el arte de tejer mochilas, de conservar su lengua. Contó que cuando sus hijos eran separados de sus senos familiares, decidieron, para protegerlos, llevarlos hasta los altos de la Sierra Nevada de Santa Marta y evitar que cayeran en manos de sus agresores.

La lideresa arhuaca Ati Quigua, quien también es concejala Bogotá, dijo que, a petición de ellas, llevaba la voz de las mujeres de su pueblo que quedaron viudas en los años 90, cuando los mamos, sus esposos, cayeron bajo las balas de los grupos violentos que operaban en la Sierra Nevada. Dijo que, como estas mujeres, muchas fueron víctimas de los grupos armados ilegales que las obligaron a salir de sus territorios. “Para una mujer indígena, el desplazamiento forzado es un desmembramiento estructural, es un gran daño que sufre”, agregó.

Hizo referencia a la violencia sexual de la que han sido víctimas a través de la historia y cómo han sido vulnerados sus derechos tanto culturales como de su tierra. “El futuro será femenino, si no, no hay futuro. El futuro es el agua, es la tierra. La mujer representa la tierra y esta repercute en la vida de las mujeres indígenas de la Sierra Nevada”, dijo la dirigente arhuaca.

Las mujeres Arhuacas reclaman también que llegó la hora de que las desmovilizadas guerrillas de las Farc; los grupos paramilitares que operaron en la zona y las Fuerzas Armadas del Estado hagan un reconocimiento del gran daño que les causaron a ellas y a su pueblo.

El informe 'Voces de la Madre Tierra' resalta que son innumerables los procesos de resistencia de las mujeres arhuacas y que, a pesar de los golpes que ha recibido a través de la historia, siguen consolidándose. Asimismo, recomienda que la Sierra Nevada de Santa Marta sea reconocida como víctima.

Las comisionadas Patricia Tobón, Alejandra Miller, Ángela Salazar y Saúl Franco agradecieron esta contribución investigativa y dijeron que estas verdades del pueblo étnico deberán ser explicadas al país. Aseguraron que en la Comisión tendrán siempre un espacio para ser escuchadas.

Comentar:

Artículos destacados

© 2020 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro