Abrir panel
Comisión de la Verdad

La vida de grupo de mujeres que han trabajado continuamente por la paz

Voces de mujeres que han vivido la guerra y que han aportado a la paz compartieron a la Comisión dos herramientas pedagógicas: ‘Pacto ético por un país en paz’ y la serie animada ‘Amanda y las salamandras’.

ENCUENTRO | Diciembre 30 de 2020

La vida de grupo de mujeres que han trabajado continuamente por la paz

La Corporación de Investigación y Acción Social y Económica (CIASE) y el Colectivo de Pensamiento y Acción, Mujeres Paz y Seguridad, entregaron a la Comisión de la Verdad el ‘Pacto ético por un país en paz’ y la serie animada ‘Amanda y las salamandras’ como herramientas de construcción de paz.

El ‘Pacto ético por un país en paz’ surgió de un intercambio de mujeres colombianas con mujeres filipinas en el que se compartieron iniciativas de búsqueda de paz para los conflictos de estos dos países. A partir de este intercambio, las mujeres concluyeron que era necesario mirar éticamente la situación de violencias y corrupción del país. Como resultado de este análisis surgieron los 15 puntos que conforman el pacto, una herramienta pedagógica para movilizar la transformación social.

“Con la construcción colectiva del ‘Pacto ético por un país en paz’ hemos querido dejar un mensaje de la necesidad de la transformación ética que necesita este país, e invitar a la ciudadanía a transformar la sociedad transformándonos, inicialmente, uno mismo, y después, reconocer en el otro y la otra su humanidad”, explicó Genith Quitiaquez, gobernadora indígena de la comunidad del Pueblo de los Pastos, durante la entrega.

Por su parte, Norma Bernal, de Genpaz expresó: “Estos principios éticos para la paz es lo que hoy queremos entregar a la Comisión de la Verdad, convencidas de que es un camino seguro para la paz de nuestro querido país. Y estos fueron ilustrados luego con el material audiovisual de ‘Amanda y las salamandras’”.

El Colectivo de Pensamiento y Acción de Mujeres Paz y Seguridad, basado en el pacto por un país en paz, especialmente en los puntos que hablan de diálogo y memoria (11, 12 y 13), desarrolló junto a la CIASE ‘Amanda y las salamandras’, una serie animada de 10 capítulos. “‘Amanda y las salamandras’ significa, desde nuestros ojos, la memoria de muchas mujeres del colectivo y de fuera de él”, relató Migdonia Rueda, integrante del Colectivo, Pensamiento y Acción de Mujeres, Paz y Seguridad.

La serie fue el resultado de un trabajo de investigación/acción sobre cómo las mujeres desde sus diferentes contextos sociales, políticos, económicos y territoriales, ante las afectaciones específicas del conflicto sobre ellas, transforman el dolor y se convierten en agentes políticas de cambio y constructoras de paz. El colectivo encontró en el arte un camino para contar desde el corazón todas aquellas historias reunidas que se vivieron en el conflicto armado, historias reales en las que las mujeres fueron víctimas, pero también resilientes.

“Consideramos que el dibujito animado tiene la perspectiva de que, si bien simboliza a alguien, no necesariamente es alguien de carne y hueso, sino que tú puedes interlocutar con el dibujito animado de otra manera. Es alguien que está ahí, que te convoca, pero que puede ser cualquiera, cualquiera de nosotras que puede movilizar muchas personas; por eso creímos que una manera de llegar, pero también de cuidar a quienes habían vivido todas estas historias, era a través del dibujo animado”, explicó Rosa Emilia Salamanca, vocera de CIASE.

Este grupo de mujeres diversas entregaron a la Comisión de la Verdad dos miradas, la del diálogo y la concertación. Asimismo, la de la memoria y la de la vindicación de muchas mujeres que más allá de víctimas con derechos son agentes poderosas de reflexión.

Para terminar, la comisionada Alejandra Miller expresó: “Nos sumamos a ese ‘Pacto ético por un país en paz’ convencidas de que nos muestra una ruta que va más allá del conflicto armado para construir la paz, para transformar. Yo creo que, si algo hemos aprendido en el feminismo, es que además de atacar aquellos factores estructurales que generan la discriminación, la desigualdad y la opresión contra las mujeres, también es necesario hacer las transformaciones propias para transformar el país”.

Uno de los grandes retos para la Comisión en el Informe Final es explicar lo ocurrido en el conflicto armado desde los impactos que se generaron en las víctimas hasta las diferentes resistencias de ellas y las organizaciones.

Comentar:

Artículos destacados

© 2020 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro