Abrir panel
Comisión de la Verdad

Las comunidades del Alto Ariari buscan la verdad a pie

Campesinos de esta región del Meta recorren sus territorios caminando para escuchar los testimonios de los sobrevivientes del conflicto y dignificar la memoria de las víctimas.

META | Febrero 13 de 2019

En el patio de esta casa fue asesinado un líder campesino hace 18 años. El lugar se convirtió en un referente de memoria y dignidad para las víctimas de El Castillo, Meta.

El patio de esta casa es como el patio de cualquier otra casa campesina: tres sillas plásticas, una mecedora de mimbre para la siesta, un radio colgado en la pared en el que suenan las noticias del mediodía y un perro echado en el piso huyendo del sol. Las vecinas se reúnen allí con frecuencia a tomar tinto y a conversar. Para eso la gente les hace patios a sus casas: para encontrarse con otros, para hacerse compañía, para compartir y celebrar. La dueña de esta casa, que está ubicada en una vereda de Meta, tuvo el patio lleno de geranios, petunias y plantas de caléndula, pero el entusiasmo por las flores se le acabó en 2003, cuando la guerra tocó a su puerta y hombres armados asesinaron a Elías, su esposo.

Elías fue agricultor y presidente de la Junta de Acción Comunal. Lo acribillaron en el patio, donde solía organizar almuerzos comunitarios para la gente de la Junta y de la vereda. Su familia decidió quedarse en la casa y guardar silencio. Mucho tiempo tardaron en volver a habitar el patio como lo hacían antes de la llegada de los armados y en recuperarlo como un punto de encuentro para los vecinos.

El patio de esta casa se ve como el patio de cualquier otra casa campesina, pero para las comunidades y las organizaciones sociales del Alto Ariari es un lugar de memoria; un sitio para recordar la vida de Elías y de otras víctimas de la región.

peregrinacion alto ariari 02

Este año, el patio de la casa de Elías fue el escenario para la presentación de un performance del colectivo M de Memoria

Las comunidades del Alto Ariari han hecho del río, las casas, las escuelas, las carreteras, los parques, los bosques y las trochas espacios para reivindicar y hacer visibles sus historias de dolor y sus experiencias de resistencia política al conflicto armado.

Cada año, las comunidades de la zona, las Juntas de Acción Comunal, el Sindicato de Trabajadores Agrícolas del Meta, el Comité de Memoria de El Castillo, la Comunidad Civil de Vida y Paz, la Asociación Campesina de Trabajadores del Alto Ariari, la Comisión Interclesial de Justicia y Paz, la Corporación Claretiana Norman Pérez Bello, la Asociación Campesina de Trabajadores del Alto Ariari y el Centro de Investigación y Educación Popular (CINEP) organizan la Peregrinación de la Memoria de los Mártires del Alto Ariari, una caminata de cinco días en la que los caminantes se detienen en los lugares donde sucedieron hechos violentos para honrar la memoria de las víctimas con diferentes rituales.

Este año, los caminantes se detuvieron, por ejemplo, en la vereda Caño Sibao, municipio de Granada, justo donde ocurrieron las masacres paramilitares del 3 de julio de 1988 y del 2 de junio de 1992. En la misma vereda, pararon al pie del árbol donde fue asesinado Luis Enrique León, comerciante, líder comunal y militante de la UP. Más adelante, en una trocha de la vereda El Cable, municipio de El Castillo, hicieron un ritual para honrar la memoria de los hermanos Hanlenth, José Efraín y Andrés paz, víctimas de ejecuciones extrajudiciales.

Las comunidades del Alto Ariari buscan la verdad a pie

En este lugar, ubicado en la carretera que conduce de El Castillo a Granada, fueron asesinados 20 campesinos. Entre ellos, la exalcaldesa de El Castillo, María Mercedes Méndez.

 

Las comunidades del Alto Ariari buscan la verdad a pie

Amigos y familiare de Hanlenth, José Efraín y Andrés Paz colgaron 3 cruces en el lugar donde fueron asesinados hace 18 años.

Los caminantes recorrieron 18 veredas y participaron de 17 actos de memoria organizados por las comunidades campesinas en los lugares por donde pasó la guerra.

Estas comunidades, dice Henry Ramírez, misionero claretiano, han hecho de las caminatas una estrategia de esclarecimiento de la verdad

Caminar nos permite encontrarnos con víctimas que, en algunos casos, nunca han hablado. Caminar genera un ambiente de confianza que permite que la gente pueda narrar en tranquilidad: Henry Ramírez

 

Padre Henry, misionero claretiano y líder del Alto Ariari.

 

Caño Sibao, Meta | El comisionado Alfredo Molano acompaña la Peregrinación de la Memoria de los Mártires del Alto Ariari, una región que hace más de 20 años busca hacer visibles sus verdades y su memoria del conflicto.

Comentar:

Artículos destacados

© 2019 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro