Abrir panel
Comisión de la Verdad

Las verdades sobre el asesinato de Gilberto Echeverri y Guillermo Gaviria

En el marco del de reconocimiento de los impactos del secuestro y el asesinato de Gilberto Echeverri y Guillermo Gaviria por parte de las antiguas FARC-EP, tuvo lugar un encuentro privado entre la familia Echeverri y los firmantes del Acuerdo de Paz.

VIDEO | Agosto 18 de 2021

Las verdades sobre el asesinato de Gilberto Echeverri y Guillermo Gaviria

Este encuentro, a pesar del dolor, la desconfianza y el temor, posibilitó la escucha y el intercambio. Fancy Orrego, conocida en la militancia insurgente como Érika Montero, y Luis Óscar Úsuga Restrepo, conocido como Isaías Trujillo, respondieron a las verdades que reclamaba la familia. Fancy ingresó a las filas en 1978; Carlos, siete años antes. Ambos dejaron las armas en 2017, en Llano grande. Estas son sus respuestas :

 

Una de las respuestas más esperadas del encuentro era quién dio la orden de secuestrados y quién dio la orden de matarlos. A esto, Luis Óscar Úsuga Restrepo, respondió en nombre de los firmantes del Acuerdo de Paz: “Yo hubiera podido dar la orden de liberarlos. Hasta ahí asumo la responsabilidad. Pero como nosotros éramos una organización subordinada, hice lo que tenía que hacer: comunicarle al secretariado, y el secretariado ordena dejarlos secuestrados porque eran canjeables. Nosotros teníamos en las cárceles más de 3.000 presos, y nuestro anhelo era que a través del canje podíamos llegar a una liberación tanto de los nuestros como de los civiles secuestrados y militares secuestrados.

Pero no sucedió eso. Ya todos conocen el desenlace de este hecho de esta situación. La consigna que uno sabía era que tocaba conservar la vida de los secuestrados y no dejarlos rescatar vivos. Fueron víctimas del engaño nuestro. El Paisa, como mando medio, los mandó a llamar para conversar con ellos. Cuando ya estuvieron en el sitio, les dijo que estaban secuestrados. Había 15 unidades (guerrilleros) que estaban sembrando plátano en una vereda. El Paisa estaba al mando de los que estaban ahí. Cuando se escuchan los helicópteros, que no pudieron desembarcar ahí porque había unos palos muy frondosos y grandes, entonces los secuestrados salían y gritaban: «Libertad, libertad, libertad» y El Paisa les decía: «Métanse pa’ dentro de los cambuches». El Paisa dio la orden de matarlos y los muchachos procedieron. Dicen que nosotros siempre le echamos la responsabilidad a los mandos medios. No, por eso estamos poniendo nosotros aquí la cara ante ustedes, con mucha vergüenza y mucho miedo. El mando del frente era yo, y yo recibía órdenes. Los mandos medios recibían las órdenes mías y yo recibía las órdenes del secretariado”.

Comentar:

Artículos destacados

© 2021 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro