Abrir panel
Comisión de la Verdad

“Mi canción es dolorosa y linda”: Adrián Villamizar

Entrevista con el compositor de la canción ‘Solo la verdad’

Agosto 28 de 2018

“Mi canción es dolorosa y linda”: Adrián Villamizar

El compositor Adrián Villamizar ganó el premio en la categoría de la canción inédita en el Festival Autóctono de Gaitas de San Jacinto, Bolívar, tierra de los Montes de María, con el tema ‘Solo la verdad’. En sus letras resalta el valor de la verdad para alcanzar la justicia y la reconciliación, dice que su canción es dolorosa y linda como el Guernica de Picasso y se pregunta: ¿Cómo puede entenderse eso?

El maestro Villamizar, nacido en Buenos Aires, Argentina y conocido como "El ángel bohemio", es médico y compositor. De su padre, también médico y oriundo de Gamarra, Cesar, heredó la sensibilidad y la conciencia social.

Desde muy joven, Adrián recorrió buena parte del Caribe escuchando a la gente y creando composiciones que hablan, con acento costeño, del dolor,  de la miseria y ganó la categoría , y de la lucha por las reivindicaciones populares. Con la canción “Ciegos nosotros” ganó la categoría Canción inédita en el Festival de la Leyenda Vallenata en 2011.

La Comisión de la Verdad lo entrevistó para conocer los orígenes de su inspiración en esta canción, emblemática para su propia misión.

CV: ¿De dónde surge la canción ‘Solo la Verdad’?

AV (Adrián Villamizar): No es fácil explicar el proceso creativo. Yo provengo de un aire folclórico diferente a la expresión musical de los Montes de María. Yo vengo del país vallenato, de la provincia profunda del sur de La Guajira. Ese es mi tetero, mi ADN musical.

En el caso mío, yo presenté una cumbia titulada "Solo la Verdad". Fue considerada por el jurado y por el público que tuvo como una linda recepción.

Esta canción tiene mucho que ver con un viaje que hice. Estuve en San Cayetano, estuve en Palenque y después me fui a Galeras, un pueblecito de Sucre. Esa gente está en un nivel de arte que no existe en el mundo con los cuadros vivos con representaciones y alegorías, como instalaciones donde representan el conflicto.

Me vi la cara con otras personas, escuché sus testimonios y me vine de camino pensando en esta canción, soltando melodías que soltaran ese lamento.

CV: ¿Su narración trae historias del territorio?

AV: AV: Yo le contaba a Carlos Rendón, exdecano de la Facultad de Música de la Universidad de Antioquia, mis dificultades como compositor, músico e intérprete porque soy empírico totalmente, no soy músico de escuela. Y este maestro de maestros un día me dijo delante de sus alumnos: “Usted es algo que ninguno de nosotros, de los que estamos aquí, podemos ser, por más que estudiemos e intentemos no vamos a poder ser jamás, porque usted es un trovador. Y por ser trovador, tiene todas las licencias de este mundo y del otro para ir de pueblo en pueblo, de lugar en lugar, contándonos historias cantadas”. Enseguida me enderecé y dije: “Sí, yo soy trovador. Eso no me da sinvergüenzura para no estudiar ni ir a los clásicos, pero a partir de eso, me vuelvo más responsable de lo que hago y camino muchos lugares: los Montes de María, la Depresión Momposina, María La Baja, la Sierra Nevada de Santa Marta… me gusta la exploración tanto paisajística como humana y obviamente no puedo ser ajeno al dolor y al conflicto de nuestro país.

CV: ¿También ha vivido en carne propia el conflicto armado?

AV: Mi papá fue un médico comprometido con causas sociales y desde muy chiquito me sembró conciencia, recortaba del periódico las columnas de Héctor Abad Gómez y de Alfredo Vázquez Carrizosa y me ponía a leerlas. Y cuando mataron a Abad, a él le dolió muchísimo.

A mi papá lo asesinaron en el año 2001, en la carretera que conduce de Valledupar a San Juan del Cesar (La Guajira), en jurisdicción del municipio de La Jagua del Pilar, en un área prácticamente de absoluto dominio paramilitar, aunque de vez en cuando con eventos de disputa con la guerrilla, que se situaba del lado de la Serranía del Perijá. No hay mucha claridad sobre este crimen en el que también asesinaron a su compañera, que era mi madrastra.

Yo también fui secuestrado y me les volé a mis captores.

CV: Maestro Villamizar, ¿conoce de la creación de la Comisión de la Verdad?

AV: Claro que sí, yo no conozco al padre Francisco de Roux, lo quiero más que a mi Selección Colombia. Con eso te lo digo todo.

Pienso en su existencia, en lo que él significa y a veces pienso en su silencio para no salir a responder tantas barbaridades que se dicen: lo admiro mucho, él es mi Pekerman. Por eso, a ustedes que también son mi Selección le voy a ponerles el nombre "Don Pacho y Los Verdaderos”.

Esta canción y otros temas más son un mensaje que nos hace entender la verdad para un posconflicto, porque yo he venido cantando sobre esto antes de que asesinaran a mis padres. Y nunca me callé.

Esto es de la Comisión. Siempre he estado a favor de esto, de la Comisión de la Verdad o como fuera que se llamara la instancia. Me acuerdo un día que el periodista escritor Gostavo Álvarez Gardeazábal escribió una columna sobre lo que resultaba una comisión como ésta y yo le escribí lo importante que es para mí la verdad como víctima y como artista.

Es un granito de arena más de los tantos que hay que hacer. Ténganme aquí como un soldadito más de la causa con una guitarra y una armónica para ir acariciando el alma de toda esta nación dolida.

 

“Mi canción es dolorosa y linda”: Adrián Villamizar

Canción: 'Solo la verdad'

Autor: Adrián Villamizar, "El ángel bohemio"

Dime la verdad, solo la verdad
No hay reparación ni justicia si no es con verdad

Todavía no te has dado cuenta
Todavía no te has dado cuenta que estás más jodido que yo
¿Por qué no tienes conciencia?
Porque no tienes conciencia y menos temor de Dios.
Te trajeron a mi tierra
Porque era la solución
Solo dejaste más guerra
Solo dejaste más guerra, miseria y desolación

Dime la verdad, solo la verdad
No hay reparación ni justicia si no es con verdad

Los que llegaron primero
Los que llegaron primero decían cosas como tú
Te defiendo del gobierno
Te defiendo del gobierno, su olvido y su ingratitud
Destrozaron nuestro pueblo
secuestraron juventud
Algunos jamás volvieron
Algunos jamás volvieron... mi hijo en un ataúd

Dime la verdad, solo la verdad
No hay reparación ni justicia si no es con verdad

Dime la verdad, solo la verdad
No hay reparación ni justicia si no es con verdad

Vinieron para que hubiera
Vinieron para que hubiera nuevamente orden y paz
Dizque para acabar la fiera
Dizque para acabar la fiera que nos quería gobernar
y aquel que no los siguiera era otro enemigo igual
y el remedio que nos dieran fue peor que la enfermedad.

Dime la verdad, solo la verdad
No hay reparación ni justicia si no es con verdad

Llegaron los guerrilleros
Llegaron los guerrilleros, luego el paramilitar
y es claro que entre dos fuegos
Es claro que entre dos fuegos
cualquiera es un blanco más
La sangre te pone ciego y te torna un animal
Contame quiénes los hicieron
Contame cómo lo hicieron
pa' que pueda perdonar.

Dime la verdad, solo la verdad
No hay reparación ni justicia si no es con verdad.

Comentar:

Artículos destacados

© 2019 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro