Abrir panel
Comisión de la Verdad

Niños y jóvenes relatan sus vivencias en el conflicto

‘El árbol del amor’ es el nombre del cortometraje en el que participaron 25 menores de edad, ellos visitaron la Comisión de la Verdad para socializar el relato que construyeron como sobrevivientes del conflicto.

CULTURA | Septiembre 20 de 2019

Niños y jóvenes relatan sus vivencias en el conflicto

En el marco del conflicto armado de Colombia, niños, niñas y jóvenes de la comunidad indígena Nasa del noroccidente del Cauca quedaron atrapados en el fuego cruzado. Muchos de ellos fueron reclutados por los actores violentos y obligados a tomar las armas.

Impulsados por el interés en el arte, un grupo de 25 menores excombatientes, decidieron narrar ellos mismos su experiencia con los vejámenes de la guerra y ponerle forma de dibujo a sus vivencias de reclutamiento, acoso, abortos forzados, jornadas extenuantes y combates para que el país las conozca y no se repitan. El resultado es ‘El árbol del amor’, un cortometraje animado cuyo nombre está inspirado en un lugar de su territorio que tiene un especial significado para ellos, porque ha sido tanto escenario de confesiones de enamorados como de tránsito de grupos armados.

Esta semana sus realizadores y protagonistas estuvieron de lanzamiento en Bogotá y visitaron la Comisión de la Verdad para socializar el relato que construyeron autónomamente como sobrevivientes del conflicto y los detalles del proceso de formación creativa de año y medio de duración que les ayudó a escribirlo, ilustrarlo, animarlo y transformarlo en una historia de amor, amistad, y resiliencia.

“Creo que estos ejercicios le aportan al país para que otros se animen a contar sus historias. Contarlas no siempre de forma triste sino de diferentes formas y que las personas que vean esta animación reconozcan lo que ha pasado y valoren lo que tienen. Los que han vivido en la ciudad no han vivido lo mismo”, dijo una de las jóvenes creadoras.

Para la Comisión esta es una oportunidad importante para empezar a conversar con esta comunidad y entender por qué pasó lo que pasó con ellos en el conflicto y cómo la guerra atravesó sus infancias. “Para nosotros el arte es una narrativa muy importante. A veces es muy difícil obtener un testimonio en las comunidades, pero nos lo cantan a través de un vallenato o nos lo cuentan a través de una poesía”, expresó la comisionada Alejandra Miller.

El impulsor de esta iniciativa fue el reportero inglés Matthew Charles, quien conoció la comunidad Nasa en el marco de sus investigaciones sobre reclutamiento en el conflicto. Él inició con estos niños, niñas y jóvenes una serie de talleres para empezar a escribir la historia que luego se convirtió en dibujos. Finalmente, el audiovisual animado se realizó a través de una productora que se conformó en el territorio con cuatro equipos de edición y un cámara sencilla.

“Estos chicos tienen un talento impresionante para el arte. Nunca les hicimos una entrevista, todo se construyó con poemas y cartas. Nosotros solo fuimos facilitadores y ellos trabajaron mucho fuera de los talleres”, expresó Charles.

La producción del corto contó con recursos de la Universidad de Bournemouth en Inglaterra y la colaboración de la Fundación Fahrenheit 451, la productora Blue Sheep, Tyet y la Asociación de Cabildos del Norte del Cauca (ACIN). 

En este momento los participantes están montando una empresa audiovisual con los equipos para hacer más proyectos en su comunidad. La idea de los promotores es llevar esta iniciativa a otras comunidades del país donde el reclutamiento ha sido también un fenómeno significativo.

Comentar:

Artículos destacados

© 2019 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro