Abrir panel
Comisión de la Verdad

¿Por qué persiste la violencia en Buenaventura?

La Comisión de la Verdad en solidaridad con Buenaventura y los demás pueblos del Pacífico, se suma a las miles de voces que se levantan para rechazar la repetición de la violencia.

TERRITORIOS | Febrero 12 de 2021

¿Por qué persiste la violencia en Buenaventura?

Son muchas las causas que inciden en el conflicto interno que se vive hoy en el Distrito de Buenaventura. Así lo manifiestan sus habitantes quienes a través de diversas expresiones dejan por sentado su voz de rechazo frente a los hechos de violencia evidenciados en el último mes en la zona. La institucionalidad representada en sus entidades, las organizaciones sociales a través de sus líderes y voceros, así como los diferentes gremios presentes en el territorio, también lo ratifican.

Con este propósito y pensando en avanzar en el proceso de esclarecimiento, la Comisión de la Verdad través del espacio radial ‘Voces de la verdad’, transmitido el pasado miércoles 10 de febrero, indagó sobre la pregunta ¿Por qué persiste la violencia en Buenaventura?

Para dar respuesta conversó con Angélica Mayolo, presidente de la Cámara de Comercio de Buenaventura, y con Adriel Ruiz Galván, coordinador de la Casa Social - Cultural y de Memoria en Buenaventura. Estas fueron algunas de sus respuestas:

 

¿Cuáles son los factores que inciden y generan la violencia en este territorio?

Angélica Mayolo

Son muchas causas, un rezago generalizado del Litoral Pacífico donde el Estado de manera histórica, el Estado colombiano no ha invertido lo suficiente para garantizar las condiciones mínimas de desarrollo, servicios públicos, infraestructura social, entre otros, pero de igual forma esta ubicación geográfica que es estratégica para el comercio exterior también lo es estratégica. Lastimosamente, para actividades ilícitas y en el marco de un problema geopolítico como es el narcotráfico, una ciudad que no ha tenido suficiente acompañamiento del Estado colombiano para crear sus condiciones mínimas y que también infortunadamente no ha sido exitosa desde los mecanismos de descentralización administrativa, pues confluyen un conjunto de variables que terminan generando una pobreza multidimensional muy alta como la que tenemos. Recordar siempre es importante, que Buenaventura a pesar de estar en el Valle del Cauca tiene una pobreza multidimensional tres veces mayor que el Valle y dos veces la del país. Una ciudad que no logra, pese a sus ventajas, crear condiciones para la vida de gran parte de su población. Es el conjunto de factores: incapacidad de las instituciones estatales, la ubicación geográfica que genera condiciones para la ilegalidad y la falta de oportunidades en conjunto.

 

Adriel Ruiz Galván

Hay un problema estructural que quizás en el momento que se abordó con mayor fuerza fue en el 2017 cuando se hizo el Paro Cívico de Buenaventura, se plantearon temas estructurales que iban desde lo más básico a los más profundo y que no se resuelven con pequeños acuerdos o una intervención, sino que había que hacer toda una política en el acuerdo.

El problema estructural se debe a que Buenaventura al ser una ciudad estratégica económicamente para lo legal y lo ilegal genera una dinámica fuerte de victimización que hace que los grupos armados que están relacionados con diferentes economías se asentaran en la ciudad y desde aquí generan una dinámica violenta tanto a los civiles, al territorio y entre ellos, como está pasando en este momento. El problema estructural tiene varias aristas que no podemos analizarlo solo con lo que está pasando ahora. Ahora es uno de tantos picos de violencia y quizás no es el más alto, aquí hubo momentos en que se cometieron muchas masacres y las cifras superaban los 200 o 300 muertos anuales. Esto pasó en el transcurso de la historia de este pueblo y sigue pasando, y aun no se determina cuáles son las políticas de intervención que realmente resuelvan el problema.

 

¿Qué debemos transformar para que estos hechos de violencia, como los que ha tocado vivir al pueblo de Buenaventura, no se repitan?

Angélica Mayolo

Nos toca trabajar en equipo para que la historia de violencia no se repita. Yo regresé a Buenaventura hace 10 meses, después de 15 años, y recuerdo que en el año en el que terminé el colegio fue un año muy difícil para la ciudad en materia de seguridad. Recuerdan la bomba de la independencia en la que murió la madre de un gran amigo personas inocentes que no tenían nada que ver en el conflicto y hay que hacer muchas cosas para que la historia cíclica de la violencia no se siga repitiendo en Buenaventura. Lo primero que quiero es referirme en la condición del ser. Tenemos que hacer un trabajo muy importante en la recuperación de valores, entre las familias, los hogares y cómo estamos las familias criando a nuestros jóvenes y cuáles son esas enseñanzas que les estamos dando para garantizar que pese a las difíciles oportunidades la criminalidad no sea el primer camino que elijan. Lo segundo es que como ciudadanos de Buenaventura debemos rodear a nuestra institucionalidad y pedir un mayor acompañamiento técnico y financiero del orden nacional y departamental. A Buenaventura le urge poner en marcha todos los programas, planes y proyectos que por muchos años nos han anunciado pero que no hemos visto que se concreten en obras y por eso creo que es fundamental, teniendo en cuenta que hoy ya se cuenta con un fondo como es Fon Buenaventura pensado para 10 años, agilizar su implementación, agilizar la implementación de las obras sociales, mejorar las escuelas de nuestros jóvenes, garantizar por fin el servicio de acueducto y alcantarillado, crear una mayor inversión en términos productivos, acompañar sectores tradicionales como el pesquero, el maderero, las comunidades que dependen del turismo de la naturaleza, crear mejores condiciones. Ese paquete de inversión social requiere capacidad técnica para materializarlo y para eso se requiere fortalecer la capacidad técnica del nuestro Distrito. (…)  No nos podemos llamar a mentiras, nuestras administraciones pasadas nos han dejado un legado de atraso de rezago, de incapacidad y debemos rodear a la administración actual para que pueda cambiar ese parámetro que lastimosamente han tenido las administraciones anteriores y creo que en Buenaventura hay que hacer un llamado a la corresponsabilidad, si bien el Gobierno nacional y el Estado nunca ha invertido en nuestro territorio lo que debe invertir y nunca nos ha acompañado como debe acompañarnos, nosotros como locales también hemos sido corresponsables de esa crisis de rezago y lo he mencionado con los recursos de educación que se perdieron en el territorio, con los créditos para el acueducto que pagamos y nunca llegó el agua a nuestras comunidades y entendernos como corresponsables no quiere decir que dejemos de exigirle al gobierno nacional lo que nos toque, pero si quiere decir que nos comprometamos como líderes locales a avanzar en el desarrollo, a exigir de nuestros líderes transparencia en la ejecución de los recursos públicos,  idoneidad en los cargos públicos, capacidad técnica.  

Hay que crear condiciones básicas para que la inversión nos llegue, es imposible crear oportunidades de ingresos para la comunidad si nosotros no crecemos nuestro tejido empresarial local y si no logramos atraer nuevas empresas y para eso se requiere hacer un trabajo de condiciones mínimas en materia de servicios públicos, de incentivos tributarios, de formar el capital humano local. Necesitamos un sector empresarial más comprometido con la responsabilidad social de la ciudad una de las cosas que nos ha pasado es que Buenaventura reclama empresarios más cercanos a la ciudad. Gran parte de las inversiones privadas que hay en Buenaventura no son de empresarios de Buenaventura, no son de personas que tengan arraigo con este territorio y por eso debemos trabajar en condiciones para crecer las capacidades de nuestros empresarios locales.

 

Adriel Ruiz Galván

Como es un problema estructural, se necesitan soluciones estructurales que no dependen de la población en su totalidad. Si usted le pregunta a cualquier joven, a los líderes que están saliendo a las calles lo que quiere la comunidad es inversión social, oportunidades. Yo he escuchado a más de una persona decir: “Los jóvenes lo que necesitan es oportunidades, no hay claridades, no hay oportunidades para ellos, por tanto, la guerra puede ser el mejor lugar para que sean cooptados”.

Aquí hay varios niveles y plantear un nivel en el Estado central, por ejemplo, de tener una policía clara de desarrollo, el problema es que no podemos tener un desarrollo que no sea humano. Un desarrollo que para desarrollarse tenga que sacar a la gente o tenga que empobrecer al resto de la ciudad. El Estado debe tener una política clara social. ¿Qué ha pasado? Que se han aprovechado de la política social para hacer el desarrollo del puerto, siempre que dicen que han invertido billones y billones y usted va a ver los recursos y han sido invertidos en las carreteras, en los puentes y en los túneles y eso no está mal. Eso debería ser así para todos los colombianos, pero no puede ser que los recursos se queden allí. Qué tan difícil es terminar una escuela acá, el megacolegio, el SENA que no está terminado, pero que tan fácil es terminar una doble calzada.  Esta alcaldía actual tiene que aprovechar esta oportunidad que se ha dado en la historia política de este pueblo. Existe la posibilidad de transformar las prácticas y avanzar y alejar los escenarios de corrupción que han existido históricamente en esta ciudad. Hay un elemento importante en este momento se está construyendo una estrategia de paz que ayude a ir haciendo que lo que llamamos cultura de paz, se haga realidad desde los entornos más pequeños, desde las decisiones más básicas donde se desarrollan tipologías de violencias hasta las decisiones públicas. Lo que tiene que ver con gobernanza o gobernanza que hagan que la ciudad vaya avanzando.

 

Reflexiones finales

Angélica Mayolo

El llamado es a la unidad. Lo que más necesita Buenaventura es que todos entendamos que cada uno debe hacer desde lo que le compete el mayor esfuerzo posible por hacerlo bien. 

 

Adriel Ruiz

Se están haciendo cosas, se está movilizando la gente, construir la paz será el camino que nos va a llevar a vivir de manera tranquila y respetuosa de los derechos humanos y del territorio, como elemento fundamental en este país.  Si concretamos la paz territorial todos tenemos un compromiso que aportar en este nuevo escenario.

Comentar:

Artículos destacados

© 2020 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro