Abrir panel
Comisión de la Verdad

¿A dónde van los desaparecidos?

Aquí rondó el terror. Ahora silban los vientos y se oyen los cantos, quizá tristes y lejanos, de los pájaros del monte. Cantan a los desaparecidos. Las hojas secas tapizan la tierra. Todo se ve viejo. En la hacienda El Palmar reina la soledad.

FOTORRELATO | Abril 20 de 2020

¿A dónde van los desaparecidos?

“Que alguien me diga si ha visto a mi esposo,
preguntaba la doña. Se llama Ernesto X, tiene 40 años,
trabaja de celador en un negocio de carros”

Rubén Blades

 

I

En Bolívar y Sucre, la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas buscará unas 3.757 personas fueron víctimas de desaparición forzada durante el conflicto – según cifras del Observatorio de Memoria y Conflicto del Centro Nacional de Memoria histórica -. De ellas, 945 en el departamento de Sucre.

 

 

En el municipio de San Onofre se tienen 223 casos documentados. Es el que más registra en Sucre. Le siguen Sincelejo, con 181; y Ovejas con 106. En Bolívar, en el municipio de San Pablo se cuentan 451 casos; en El Carmen de Bolívar, 367; y en Cartagena, 214.

 

san onofre victimas11

 

II

“Una cruz de palo y nada más”

Una cruz de madera a medio estar que alguien sembró en la arena para honrar la memoria de tantos seres humanos que fueron sacrificados cerca de un frondoso y viejo árbol de caucho, solitario y triste, hoy único testigo del horror de aquellos días.

 

san onofre victimas03 san onofre victimas03

 

La hacienda El Palmar en San Onofre, Sucre, tiene 3.000 hectáreas y fue convertida en un infierno por los paramilitares pertenecientes al bloque ‘Héroes Montes de María’, de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

 

 

Frente a la casa de la hacienda, hoy abandonada, y bajo el follaje del árbol majestuoso de caucho fueron torturadas, asesinadas y sepultadas –durante los días de la guerra- cientos de personas.

Aquí rondó el terror. Ahora silban los vientos y se oyen los cantos, quizá tristes y lejanos, de los pájaros del monte. Cantan a los desaparecidos. Las hojas secas tapizan la tierra. Todo se ve viejo. En la hacienda El Palmar reina la soledad.

Víctimas de los desaparecidos de esta barbarie que se vivió San Onofre llegaron en el 2019 y se unieron en un abrazo múltiple, sentido.

 

san onofre victimas06san onofre victimas06

 

Se tomaron de las manos y en compañía de la Comisión de la Verdad, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UNPD), el Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice) y el Comité de Solidaridad de Presos Políticos (CSPP), hicieron un homenaje póstumo a los miles de seres que allí padecieron la demencia del conflicto. 

 

 

Los representantes de la Comisión de la Verdad recibieron el informe ‘Exhumando justicia y verdad’, sobre la desaparición forzada en Sucre entre 1988 y 2008.

 

 

III

Al final de la conmemoración, las víctimas junto con magistrados de la JEP, sembraron el árbol de la esperanza, de la justicia, de recuerdo de los desparecidos. Una ceiba que debe seguir creciendo en la plaza central de San Onofre. El árbol de la resistencia, la ceiba de la fuerza y que recordará, por siempre, que nunca más se repetirá el horror de El Palmar.

 

 

Mientras sembraban la ceiba, un grupo de gaiteros cantaba esa tarde, en medio del silencio: “Se perdió, se perdió, y más nunca regresó. Se perdió, se perdió, y más nunca regresó”

 

IV

“¿A dónde van los desaparecidos?
Busca en el agua y en los matorrales
¿Y por qué es que se desaparecen?
Porque no todos somos iguales
¿Y cuándo vuelve el desaparecido?
Cada vez que los trae el pensamiento”

Rubén Blades

 

 san onofre victimas11

 

Comentar:

Artículos destacados

© 2021 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro