Abrir panel
Comisión de la Verdad

“Seguimos desafiando el miedo”: Clemencia Carabalí

La comisionada Ángela Salazar llegó, en octubre pasado, a la vereda La Balsa en municipio de Buenos Aires, Cauca, para recibir un informe de la Asociación de Mujeres Afrodescendientes del Norte del Cauca

ENCUENTRO | Enero 29 de 2020

“Seguimos desafiando el miedo”: Clemencia Carabalí

 “Una vez estábamos nosotros en la mina, cuando ahí mismo fueron […] fueron apareciendo esa gente y pues ellos decían que desalojáramos y era rápido y uno con ese susto, apenas cogía el bolsito y hasta los oritos se quedaban ahí. Salí a correr”, Nairobi, mujer de Buenos Aires, Cauca.

Testimonios como este son parte integral del informe ‘Voces Valientes’, en el que se expone y analizan las graves afectaciones del conflicto armado contra mujeres y niñas negras del municipio de Buenos Aires, Cauca entre 1985 y 2019, realizado por las mismas mujeres negras, la mayoría de ellas víctimas y lideresas organizadas en la Asociación de Mujeres Afrodescendientes del Norte del Cauca (ASOM) con el apoyo de la organización internacional de derechos humanos Women´s Link Worldwide.

 

asom enero2020 entrega

 

Para Clemencia Carabalí, representante de ASOM y ganadora del Premio Nacional de Derechos Humanos 2019: “El hecho de que la Comisión de la Verdad este hoy aquí en la vereda La Balsa, recibiendo este informe es un mensaje que ratifica que esta entidad del Estado está con las organizaciones y apoya los procesos de las mujeres negras caucanas que nos atrevimos a documentar la verdad de lo que vivimos en el conflicto armado, esto refleja que seguimos desafiando el miedo”.

El municipio de Buenos Aires tiene una extensión de 410 kilómetros, a 115 kilómetros de Popayán. Según registros históricos hacia el año 1634, sacerdotes franciscanos llevaron hasta el territorio población africana esclavizada para la explotación minera, lo que explica que el 56% del total de 34.425 habitantes se autoreconoce como afrocolombiana. De estas personas, 8.000 figuran como víctimas del conflicto armado en el registro único de víctimas.

Durante el largo periodo de la colonia esta comunidad fue fuertemente sometida a dinámicas de explotación, principalmente en la actividad minera, agrícola y ganadera, todo ello, sustentado en una lógica de discriminación étnico racial, situación que para muchas mujeres de ASOM se extiende hasta hoy. “Desde nuestros ancestros hemos aprendido que trabajando la tierra genera uno su comida, por eso cuando llegaron los grupos armados lo más difícil fue tener que salir de nuestra vereda con las manos vacías, dejando nuestras tierras”, expresa Ana Polonia Ararat Mina, líder de ASOM.

 

 

El informe ‘Voces Valientes’ no es un simple documento, son los relatos  de vida de mujeres del territorio que buscan pasar la página hacia una sociedad que pueda mirarse al espejo y reorientar se hacía la no repetición; es un valioso aporte que realizan las mujeres negras del Cauca a la construcción de verdad desde la narrativa de las sobrevivientes y se constituye en una breve radiografía del municipio, presentando datos históricos, características geográficas, demográficas, económicas y prácticas comunitarias de la población.  A través de la presentación de información bibliográfica y exposición de seis casos representativos se hace un resumen sobre los principales hechos victimizantes que enlutaron al municipio con sus veredas y corregimientos.

ASOM es una organización con más de 20 años de trabajo, en el que 232 mujeres han encontrado una alternativa para gestionar el cambio desde la colectividad, teniendo en cuenta sus propios saberes y potencialidades del territorio. Las mujeres de ASOM tienen bien claro que el punto de partida es el auto reconocimiento de las mujeres como parte del pueblo afrocolombiano, sujetas de derechos y protagonistas de su propio desarrollo. Este trabajo ha llevado a que varias de las lideresas hayan sido víctimas de hostigamiento y amenazas, lo que conllevó a que en los primeros años del 2000 se debilitó el proceso organizativo. Gracias a la valentía de estas mujeres y con el lema: “Mujer y amiga tu lucha es mi lucha” este proceso se han fortalecido y hoy están en primera fila defendiendo la verdad y el derecho que tienen las mujeres, niñas de vivir en paz en el norte del Cauca.

Para las mujeres de ASOM realizar este proceso de documentación fue un reto que les dejó muchos aprendizajes y les ratificó que la mejor manera de contar la verdad es a través del uso de sus propias herramientas, sus prácticas, lenguajes y tiempos. La metodología empleada se dividió en tres etapas:  entrada, profundización y sistematización y análisis. Teniendo como base los principios de acción sin daño, confidencialidad y seguridad. 

 

mujer asom enero2020

 

La entrega del informe se dio en un ambiente de confianza en el que algunas de las mujeres que participaron en la construcción del documento expresaron abiertamente su satisfacción por el trabajo realizado, entonaron cantos alusivos a la paz, la verdad y el territorio; contaron algunas de sus experiencias e hicieron solicitudes expresas a la Comisión de la Verdad:

  • “Escribimos estas historias para que se conozca la tragedia que vivimos las mujeres negras del norte del Cauca y para que otras mujeres no tengan que pasar por lo que nosotras hemos pasado”.
  • “Hoy estamos en un momento histórico, la firma del acuerdo de paz nos da la posibilidad a las comunidades de contar nuestra historia. La Comisión de la Verdad tiene la responsabilidad de que nuestra verdad sea escuchada y que quede consignado en el informe final”.
  • “Muchas de nosotras nunca hemos recibido reparación por el daño que sufrimos a causa del conflicto armado, por eso creemos en que la verdad es reparadora”.
  • “Se ha hablado mucho sobre la violencia en el Norte del Cauca, pero poco o nada se ha dicho en clave de mujer y de racismo, hay que hacer un análisis de cómo el lastre de la discriminación racial influyó en la violencia contra las mujeres negras caucanas”.
  • “Llegar a este informe ha sido un gran esfuerzo y sacrificio por parte de las mujeres, hemos arriesgado nuestras vidas y las de nuestra familia, por eso pedimos que la Comisión de la Verdad valore este esfuerzo”. 

‘Voces Valientes’ recoge datos de fuentes primarias que son los testimonios de las mismas mujeres de la organización, víctimas del conflicto que dijeron su verdad en un proceso de escucha, realizado en el primer semestre del año 2018. También usa fuentes bibliográficas como los informes del Centro Nacional de Memoria Histórica que identifica el periodo de mayor intensidad de la violencia en la primera década del 2000, con incursión del Bloque Calima de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) al departamento del Cauca, señalando actos victimizantes como asesinatos, masacres, despojo de tierras, desplazamiento forzado, abuso sexual, confinamiento y afectaciones a la economía de la mujer.

Ángela Salazar, comisionada de la verdad afirmó que: “Este informe es un regalo que recibimos con mucho aprecio y mucho respeto porque da cuenta del llanto, de la escucha y de los abrazos de unas con otras. Es nuestro deseo que en el informe final que presentaremos al país y al mundo como Comisión de la Verdad en el año 2020, las voces de las mujeres negras del Cauca estén representadas”.

 

asom enero 2020 entrega informe

 

La Comisión de la Verdad, a través del equipo de la Dirección de Pueblos Étnicos  ha afianzado el relacionamiento con organizaciones y autoridades del territorio para garantizar la participación de las comunidades negras del norte del Cauca en el proceso de esclarecimiento de la verdad, reconocimiento, promoción de la convivencia y la no repetición y se ha dispuesto una casa de la Verdad en Popayán para facilitar la escucha de las mujeres, asimismo la unidad móvil de la Comisión se desplaza de manera permanente hasta las veredas y corregimientos para escuchar las voces valientes que tienen la verdad.

Comentar:

Artículos destacados

© 2020 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro