Abrir panel
Comisión de la Verdad

“Siento una emoción grande en el alma, por fin nos regresan nuestro predio para trabajarlo”

La Comisión acompañó a 15 familias de campesinos que volvieron a la tierra de donde fueron sacados por paramilitares hace 20 años. Allí gestan nuevos sueños con la restitución de sus tierras.

TERRITORIOS | Julio 31 de 2019

“Siento una emoción grande en el alma, por fin nos regresan nuestro predio para trabajarlo”

Yolanda* estaba a cinco pasos de ingresar a su tierra, de cruzar el portón de madera y alambre y pisar la arena tibia que tantos años cultivó. Pasaron casi 20 años de haber salido, en medio del horror, de aquel lugar. Su corazón latía a mil, a millón, desbocado. Las lágrimas fueron inevitables.

Yolanda hizo parte de las quince familias campesinas que recibieron predios que le fueron arrebatados. Son víctimas de despojo y todo tipo de vejámenes cometidos por un grupo de autodefensas, que sembró el pánico en un apartado sector del municipio de Pueblo Viejo de la Ciénaga, en Magdalena, una zona ubicada en los confines de este departamento del Caribe, donde 103 familias eran felices, a pesar de la lejanía, antes de que llegaran los violentos.

Eran cuatro fincas, en donde se vivía en paz: El Chimborazo, La Negrinis, Seibones y Cantagallar. Todos los ocupantes, trabajadores fervientes de la tierra, tuvieron que salir despavoridos ante las agresiones y sevicia de los paramilitares que se ensañaron con ellos hasta hacerlos huir a otros lugares.

Las primeras 15 familias restituidas de la finca La Negrinis agradecieron el apoyo de la Comisión Colombiana de Juristas, el Consejo Noruego para Refugiados y la Comisión de la Verdad en este proceso. Las lideresas aspiran que con la verdad no se repitan los horrores que vivieron: “Vamos a luchar por este nuevo amanecer”.

Tras un largo proceso de cinco años, se dio este primer paso, que representa un triunfo para estas víctimas que, en medio de los duros recuerdos del pasado, tienen una luz de esperanza y un nuevo día para volver a soñar.

 

nota pueblo viejo2

 

55 hectáreas de la finca La Negrinis fueron devueltas a las 15 familias, en una diligencia que realizó Carmen Elena Menesses, jueza cuarta civil del Circuito Especializado en Restitución de Tierras de Sincelejo en Santa Marta.

Cuando Yolanda oyó su nombre de boca de la jueza, que la convocaba a entrar a la finca, las manos le temblaron. Cruzó el portón y sintió de nuevo el olor a la hierba crecida, el sol recio de las 10:40 de la mañana sobre su cabeza y volvió a verse a sí misma con sus hijos sembrando ahuyama y tomate, feliz.

“Siento una emoción grande en mi alma, por fin nos regresan nuestro predio para trabajarlo. Desde anoche siento una alegría inmensa, una emoción, tanto luchar y ahora este triunfo que Dios nos ha dado. Estamos para luchar, para seguir adelante. Antes éramos felices, todo lo teníamos, el pescado, el maíz, el arroz. Ahora vamos volver”, expresó.

Beatriz García, una de las víctimas y quien ha hecho seguimiento de este proceso de restitución, agradeció el apoyo y acompañamiento de la Comisión de la Verdad en este acto. También resaltó el trabajo de la Comisión Colombiana de Juristas (CCJ) y el Consejo Noruego para Refugiados (NRC).

Se refirió a la importancia de trabajar por la verdad de lo vivido en esta apartada zona del Magdalena. “Esto que vivimos es un momento histórico, con la Comisión de la Verdad se van a saber muchas cosas y será importante para que no se repita este sufrimiento, para que no sigan maltratando más a los campesinos. Nosotros fuimos estafados, maltratados duramente”, contó.

La abogada Liliana Andrea Giraldo Gómez, de la CCJ, quien representa a las víctimas de despojo y abandono del predio La Negrinis, dijo que faltan tres predios por entregar. La CCJ estuvo al frente de este proceso desde cuando se inició en la Unidad de Restitución. “Son campesinos que han querido volver y tener su momento en sus tierras. Esto es un acto de esperanza para los otros reclamantes. En total son 103 víctimas”, sostuvo.

La juez Menesses dijo que lideró un acto de resarcimiento a las personas que sufrieron hechos de violencia. “Aquí hubo situaciones dolorosas, terribles cometidas por grupos armados, pero se siente que se da un alivio a estas personas, porque siguen otras órdenes de la sentencia que se perfeccionarán en su momento para que puedan vivir en paz.”

 

jueza pueblo viejo

 

*Nombre cambiado

Comentar:

Artículos destacados

© 2019 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro