Abrir panel
Comisión de la Verdad

Un encuentro que recabó en el pasado para que haya futuro

Conmemoración del Encuentro por la Verdad #NuncaMásNiñosYNiñasEnLaGuerra.

ENCUENTRO POR LA VERDAD | Noviembre 21 de 2020

Un encuentro que recabó en el pasado para que haya futuro

El 22 y 23 de noviembre de 2019, la Comisión de la Verdad realizó su tercer Encuentro por la Verdad que reconoció el impacto del conflicto armado en niños, niñas y adolescentes entendiendo que cuando la guerra toca la vida de un niño o una niña le cambia para siempre su futuro.

Este Encuentro tuvo dos momentos públicos que se llevaron a cabo en la Bodega de Comfama y en la Casa Museo de la Memoria de Medellín y que reunió un número aproximado de 800 asistentes durante estos dos días, entre los que se contaron cientos de niños y niñas, organizaciones e instituciones locales, regionales, nacionales e internacionales, que reflexionaron sobre los impactos y afectaciones ocasionados por  el reclutamiento ilícito o por su propia muerte, o porque vivieron directamente el asesinato de sus padres o hermanos; fueron desplazados forzadamente o fueron testigos de actos violentos, entre muchos de los testimonios allí escuchados.

Este encuentro también permitió que responsables de grupos armados legales e ilegales que incluyeron prácticas contra niños, niñas y adolescentes reconocieran públicamente sus responsabilidades y dio lugar para que la sociedad se interpele sobre lo que es necesario hacer para que esto no continúe y no se repita, a partir de testimonios que también mostraron que hay niños y niñas que terminan en la guerra porque ven en ella una opción de vida o porque buscan vengar la muerte de sus seres más cercanos.

La Comisión de la Verdad creó un espacio para que fuera escuchada la voz de los protagonistas de esta historia no solo de dolor, sino de resistencias y de afrontamientos, pues niños, niñas y jóvenes han buscado en la música, en el teatro, en las obras literarias y en otras expresiones artísticas y culturales la forma de hacerle el quite a la guerra.

Hoy, un año después de este acto de reconocimiento, la Comisión de la Verdad les preguntó a ellos y a ellas qué les significó este espacio y encontró que hoy se sienten más aliviados y acompañados en su dolor y su afrontamiento, pero que no es suficiente. El reconocimiento de responsabilidades y la observancia sobre los derechos individuales y colectivos de los niños, niñas y adolescentes debe continuar para que lo sucedido se conozca y no vuelva a repetirse.  

Así, un año después de este reconocimiento sigue siendo urgente el reclamo de no involucrar a los niños, niñas y adolescentes en los ciclos de violencia y redoblar los esfuerzos para garantizar sus derechos, mejorando y robusteciendo los mecanismos que protejan su integridad y la libertad de desarrollar sus proyectos de vida.

Para la Comisión de la Verdad, revisar las condiciones históricas, estructurales y contextuales que han permitido que los niños, niñas y adolescentes hayan sido involucrados en la guerra a partir de estas historias de vida es lo que puede ayudarle a Colombia a mirar no solo hacia atrás, sino a entender lo que el país –el Estado, sus instituciones y la sociedad- necesitan trabajar en el presente y futuro para que niños, niñas y adolescentes no sigan siendo tocados por la guerra. Y que el lema usado durante este reconocimiento de “nunca más niños y niñas en la guerra”, sea una verdad.

La Comisión invita a ver este video de conmemoración que recoge las principales reflexiones del tercer Encuentro por la Verdad y así conectarse con estas historias de vida, de afrontamientos, resistencias y sobre todo de humanidad.   

 

Comentar:

Artículos destacados

© 2020 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro