Abrir panel
Comisión de la Verdad

Violencia sexual contra niños y hombres en el marco del conflicto

La organización All Survivors Project socializó de manera privada a la Comisión de la Verdad una investigación en la que se documentan y analizan experiencias de niños y hombres que fueron víctimas de violencias sexuales en el marco del conflicto armado.

ENCUENTRO | Abril 15 de 2021

Violencia sexual contra niños y hombres en el marco del conflicto

El pasado 11 de febrero la organización All Survivors Project (ASP) presentó el ‘Informe sobre la violencia sexual contra hombres y niños relacionada con los conflictos’, realizado a partir del análisis de fuentes secundarias y que es el resultado de un acuerdo de colaboración firmado en agosto de 2020 entre la Comisión y dicha organización. El informe fue elaborado en coordinación con la Red de Mujeres Víctimas y Profesionales, para la entrega se contó con la participación de la representante de dicha organización, Ángela Escobar, y de varios de los hombres víctimas de violencias sexuales

“En muchos países del mundo persiste una falta de reconocimiento general de la victimización masculina, a pesar de que la violencia sexual contra niños y hombres ha sido documentada en más de 35 conflictos desde los años noventa”, expresó Jelia Sane, asesora política de ASP, quien se encargó de socializar los hallazgos de la investigación y dio a la Comisión algunas recomendaciones que se deben tener en cuenta para tratar y abordar el tema.

El primer hallazgo que la representante señaló en el caso colombiano fue la clasificación de los tipos más comunes de violencia sexual experimentados por los hombres: la violación individual o en grupo, incluyendo la felación forzada; la mutilación genital; la aplicación de descargas eléctricas en los genitales; la humillación sexual, cuyas formas más frecuentes son obligar a la víctima a desnudarse de manera forzada o someterla a una violencia sexual delante de la familia, y la tortura sexual, experimentada al ser obligado a presenciar o perpetuar violencia sexual contra particulares o familiares, un caso que se da a menudo en contextos de detención, desplazamiento forzado, intrafilas, registros domiciliarios y puestos de control.

El segundo hallazgo de ASP está relacionado con las motivaciones, el informe identificó que la violencia sexual en hombres ha sido una herramienta usada por fuerzas de seguridad del Estado (militares y policías); grupos armados (FARC´-EP, ELN, EPL); grupos paramilitares (AUC) y bandas criminales. Estoa actores la usaron y la usan para humillar, en el caso de hombres heterosexuales, pues es una táctica de guerra asociada a conceptos de feminización con la cual se busca socavar el poder social que tienen las víctimas por su condición de hombres; y en el caso de hombres gais, bisexuales y trans, es usada para corregirlas al considerar que se alejan de lo que asumen es válido en términos de sexualidad, masculinidad y feminidad.

El tercer hallazgo de la investigación hace referencia al silencio que envuelve a los casos de violencia sexual contra niños y hombres. Esto se debe a factores como los mitos alrededor de la invulnerabilidad del cuerpo de los hombres, idea que es producto de la cultura del machismo arraigada en Colombia, lo cual deviene en la creencia de que al denunciar la víctima hombre será percibida como menos hombre o como homosexual. Asimismo, el silencio obedece a que los prestadores de servicios no están preparados para detectar la violencia sexual contra hombres y en esa medida no tienen diseñados ni planes, ni rutas para brindar atención médica y psicosocial. Un último factor es el que tiene que ver con los marcos legales los cuales, según Sane, solo establecen como víctimas de violencia sexual a las mujeres conllevando a reforzar los estereotipos sobre la masculinidad.

ASP realizó algunas recomendaciones a la Comisión: advirtió sobre la importancia de abordar las violencias sexuales contra hombres y niños en la medida que es una forma de ampliar la información existente sobre violencia sexual, a la vez que aporta elementos para comprender sus causas y efectos, permitiendo dimensionar como ha operado el sistema patrialcal; y recomendó aplicar el enfoque de género para entender este tipo de violencia puesto que permite “mirar como los conceptos de masculinidad y feminidad se negocian dentro de las relaciones de poder, dentro de una sociedad y en la propia violencia sexual”.

El evento concluyó con las intervenciones de las representantes de la Comisión de la Verdad. La comisionada Lucía González señaló que es un tema poco explorado aun cuando “la negación histórica del dolor de los hombres genera vacíos que no permiten dimensionar los daños que genera en la sociedad el proyecto patriarcal”. A su vez, la comisionada Alejandra Miller y la coordinadora del Grupo de Trabajo de Género, Salomé Gómez Corrales, reconocieron la importancia del tema abordado y la necesidad de seguir esclareciendo estos hechos que han sido poco documentados en el país.

Este informe hace parte del proceso de escucha plural que lleva a cabo la Comisión y servirá como insumo en el riguroso proceso investigativo que realiza la entidad.

Comentar:

Artículos destacados

© 2021 Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

Desarrollado por Pixelpro